dilluns, 31 de maig de 2010

LOCURA O DEPORTE

Este es el título de un reportaje que he encontrado. En él, el protagonista relata qué es lo que le motiva para hacer lo que hace (en este caso 4 ultramaratones por diferentes desiertos). Creo que este contexto es ideal para analizar muchas de las cosas que hemos visto este cuatrimestre en la asignatura (formas de entender la actividad física recreativa, búsqueda de un cuerpo ideal, de la salud), pero sobretodo saber qué significa recreación para cada uno. Es en este punto donde se abre el debate entre lo que consideramos perjudicial para el cuerpo y lo que nos gusta. Es por ello que podemos confundir algunas de nuestras actividades recreativas con actividades que hacemos por batir récords, por dinero, por reconocimiento.... ¿Es esto compatible?

Bueno, pues aquí os dejo 2 enlaces para que me digáis qué pensáis de estas personas en relación con lo que digo en esta entrada o simplemente analizando lo que hemos visto durante el cuatrimestre, o lo que os dice vuestra experiencia como deportistas y futuros profesionales.

Para resumiros un poco, aunque es interesante que echéis un vistazo, el primer enlace es referente al diario que comentaba al principio. En él relata cómo vive una de las etapas durante un ultramaraton en el desierto de Gobi y también narra el porqué de estas actividades en su vida. ¿Qué pensáis de este sufrimiento narrado con sus propias palabras?

http://www.ultrarun.es/pdf/Locura_o_deporte.pdf

De igual modo podemos analizar al segundo protagonista, en cuanto a esfuerzo y sufrimiento. Primero os dejo un enlace de su blog personal, en el que figuran sus retos realizados y un diario de lo que va realizando día a día, puesto que siempre tiene en mente algún reto.

Está muy relacionado con la entrada publicada sobre el hombre belga de los maratones. En este caso es el español Ricardo Abad, del cual se habla en el artículo que publican los compañeros de la entrada de Stefaan Engels, porque actualmente tiene el récord de realizar 150 maratones en 150 días.

Lo primero que se puede ver en el blog es que está participando en un concurso para ser elegido entre varios proyectos deportivos. El suyo trata de emular al amigo belga que comentaba (365 maratones en 365 días). El vídeo de promoción lo podéis ver accediendo a la web, pero no he podido bajarlo. En cambio he puesto una entrevista de cuando realizó el récord actual. Habla de récord y superación, pero también he leído en su blog que realiza este tipo de eventos con fines benéficos.

Ricardo tiene unos intereses personales que le motivan, pero ¿qué pensáis de lo que hace? ¿Haría lo mismo si fuese alguien anónimo? Aunque he de decir que a este señor no le conoce casi nadie y , al igual que el primer protagonista, las ganancias vienen a ser más personales que de ningún otro tipo.

http://riki-ricardoabad.blogspot.com/

video


David Molina Manuel

17 comentaris:

  1. Hola! M'ha interessat per conèixer alguna cosa més de Ricardo Abad i poder contestar a les qüestions que planteges. Després de passar-me pel bloc personal d'aquest corredor, que he de dir que no coneixia, he extret les meues conclusions.

    Planteges que si faria el que fa si fora una persona anònima, i jo crec que si. Si vegem el seu currículum podem veure que este xic a estat sempre plantejant-se nous reptes, abans al damunt de la bicicleta i ara corrent a peu. El donar-se a conèixer sols li facilita les coses per a aconseguir els reptes que es planteja.
    És una persona que mai a competit contra altres persones. Sempre que a competit ho ha fet contra ell mateix, i esque, segons podem llegir al seu bloc, Ricardo pensa que: "Para mi el correr es algo mas que un deporte, es una filosofía de vida. Me gusta huir de las carreras convencionales y crear mis propios reto y desafíos.
    Para ello cuento con un fantástico equipo de apoyo que hace posible realizar estas largas travesías y todos los proyectos".

    És difícil plantejar-se aquest tipus de reptes si no comptes amb el recolzament d'altres o no et sobren els diners, perquè per molt barat que siga calçar-se les sabates i baixar al carrer a córrer, és molt difícil aconseguir estar els 150 dies, les 150 maratons al 100%. Es necessita estar descansat, passar certes revisions mèdiques, tindre material per executar aquesta activitat amb el menor risc possible...i tot açò, a la fi, costa uns diners.

    Ricardo principalment no busca superar el repte de ningú, no busca ser millor que ningú, el que fa es plantajar-se uns reptes i intentar aconseguir-los, estiguen aconseguits o no per altres persones. Al voltant d'aquest tema l'autor ens diu que;"Seguramente si miramos o buscamos habrá alguna persona en el mundo que haga mas o mejor las cosas, pero a mi nunca me ha gustado fijarme en el resto del mundo si no hacer lo que me pide mi cuerpo y lo que me apetece en cada momento".

    Així que conclouré dient que com molts altres esportistes que ja tenim el plaer de conèixer, Ricardo Abad té una manera diferent de concebre l'esport de la manera a la que ens tenen acostumats.

    ResponElimina
  2. Los dos documentos proponen dos experiencias deportivas diferentes pero parecidas en la pasión que tienen los deportistas mismos que las protagonizan.

    El primer texto me ha parecido muy interesante por la forma que tiene, la de reportaje en que se cuenta en primera persona los hechos, las sensaciones y pensamientos del Ultrarun Carlos García Prieto, que ha corrido por los cuatros desertos del mundo y cuenta la experiencia en el deserto del Gobi. Leyendo el texto, parece casi que estamos allí con él. De sus palabras se entiende muy bien la dificultad y el sufrimiento del atleta, pero igualmente y aún más la pasión que tiene junto a la voluntad de sobrepasar un reto con si mismo y con la natura. Yo nunca haría lo que ha hecho él, pero pienso que la gente que hace estos tipos de deportes, con la fatiga y el sufrimiento que conllevan, cree de verdad que merece la pena hacerlo y supuestamente tendrán las motivaciones en ellos mismos.

    Por lo que se refiere a la segunda experiencia propuesta, de Ricardo Abad, un señor que quiere correr 42 Km por día para 150 días, superando los 6.000 Km totales, se nota que tambièn èl tiene una grande pasión por el atletismo y las carreras pero, al mismo tiempo, de su blog se nota que es una persona a quien le gusta ser conocida por los demás gracias a sus resultados deportivos.

    Concluyendo, a las preguntas “¿qué pensáis de lo que hace?” y “¿haría lo mismo si fuese alguien anónimo?” pienso que su reto y su finalidad es simplemente la de entrar en los Guinnes World Records y por eso, si fuera un anónimo no lo haría.

    ResponElimina
  3. Yo sinceramente pienso que los retos son una "locura" en el buen sentido de la palabra. Es decir, por mucho amor que tengas al deporte y en este caso a correr, creo que los efectos que pueden provocar sobre el organismo no deben de ser muy beneficiosos. Es cierto que llevan un control médico, y que cuidan los detalles, pero el cuerpo humano por general no creo que pueda responder a esa cantidad de ejercicio de una forma saludable.

    Como se dice en los dos comentarios anteriores, creo que quizá no se busque una fama excesiva o un reconocimiento, más bien es una superación personal que cada persona pueda tener, pese a que Ricardo si que parece que busque más un reconocimiento.

    Creo, que si tu motivación es intrínseca, esta muy bien lo del blog, tener seguidores, pero tu motivación debería seguir siendo personal, por lo tanto el reconocimiento público de que la gente sepa que has corrido 150 maratones en días consecutivos no debería de ser lo más importante. tu lo has conseguido, eres feliz, pues adelante.

    Por otro lado también entiendo, que ya que lo haces, por mucha motivación intrínseca, quieras que la gente sepa de tus logros, pero decir una cosa y hace otra.

    En cuanto a lo que hace, creo que ya lo he dejado claro, deporte SI pero siempre en una medida que el cuerpo humano pueda asimilar,creo que nuestro cuerpo no esta preparado para asumir tal cantidad de ejercicio, y si la asume, como es el caso de ambos, no creo que sea cuanto menos saludable.

    ResponElimina
  4. Antes de empezar quiero felicitar a nuestro compañero David por sacar a colación este tema, pues, aunque ya se había hecho alguna referencia en otras entradas, el hecho de que el protagonista sea español le otorga una dimensión más cercana, quizá más real.

    En primer lugar, si tuviera que encuadrar en una taxonomía a nuestro corredor y sólo tuviera unos segundos para decidir, seguramente lo pondría en la categoría de loco. Está claro que, como profesionales del deporte es nuestra obligación tratar de ver un poco más allá de lo que todos ven. Debemos pues, dejar a un lado la admiración que podamos sentir e intentar analizar este tema desde una visión más holística.

    En mi opinión estamos ante un claro ejemplo de “el cuerpo máquina” Esta concepción del cuerpo según , Devis, J (2007) hace alusión a aquellas personas que no les afectan sus sentimientos, ni los de los demás, ni las condiciones que rodean su tarea. Así pues la maquina representa, por una parte, la eficacia máxima y por otra, la ausencia de voluntad propia […].

    El record que ha llevado a cabo este señor es una hazaña que habría que analizar en qué medida ha podido disfrutar este señor, pues hacer 150 maratones en 150 días le ha implicado salir a correr todos los días durante 4 horas, compaginándolo con trabajo y familia, sin importar las condiciones ni meteorológicas, ni físicas ni psíquicas, como una verdadera maquina incapaz de sentir, quejarse o venirse abajo.

    Lo cierto es que estamos ante un claro ejemplo de adicción al deporte. Evidentemente llevado al extremo, en la frontera entre enfermedad y locura. Someter al cuerpo a esta tremenda odisea no puede desencadenar más que problemas en un futuro. A pesar de todos los beneficios que comporta la actividad física cuando es practicada de manera regular y adecuada no hacerlo correctamente también puede desencadenar problemas. En este caso me estoy refiriendo a la dependencia a la actividad física. Morgan (1979), en Toro, J (1999) ya apuntaba los siguientes signos de alarma:

    - Insistencia en practicar ejercicio físico diariamente como si en ello se fuera la vida.

    - Experimentación de síntomas de abstinencia tales como irritabilidad, ansiedad y depresión cuando se imposibilita el ejercicio.

    - Mantenimiento del ejercicio físico a pesar de estar contraindicado por motivos médicos o sociales.

    Decidme vosotros si este cuadro no podría representar perfectamente el de Ricardo. El deporte, practicado con regularidad y moderación tiene significativas ventajas pero practicado intensamente supone evidentes riesgos, como por ejemplo la adicción al ejercicio, que de algún modo presenta unas características similares a las de una ludopatía, por ejemplo. Desarrollándose un síndrome de abstinencia en caso de de interrumpir la actividad, restableciéndose la normalidad al reemprenderse la misma.
    Nuestra sociedad esta avalando y promoviendo cada vez más el ejercicio físico y el deporte. Pero tal actividad y los valores que entraña, a veces son excesivos y peligrosos, por ello creo que es una tarea de los profesionales de la actividad física y de la administración intentar desbancar los valores y concepciones erróneas que se tienen sobre el ejercicio físico, acometiéndose esto desde los colegios e institutos hasta los gimnasios y polideportivos.

    REFERNCIAS BIBLIOGRÁFICAS

    - Devís, J. actividad física, deporte y salud. Inde. Barcelona. 2007

    - Toro, J. El cuerpo como delito. Anorexia, bulimia, cultura y sociedad. Ariel Ciencia. Barcelona. 1999

    ResponElimina
  5. ¡Hola!

    Las historias de estos dos hombres me han dejado alucinada. Sabía que existían carreras por los desiertos y en condiciones extrañas, por decirlo de algún modo, pero nunca había leído ni visto nada referente a ello.

    El primer texto, donde Carlos Prieto nos cuenta su experiencia, la forma en que nos cuenta sus vivencias, denota que verdaderamente le gusta lo que hace. Someter a su cuerpo al reto de correr kilómetros y kilómetros por el desierto u otros climas extremos (con todo lo que ello supone) le apasiona. Escribe las sensaciones de un modo que al leerlo me daba la impresión que la que estaba en el desierto corriendo era yo. Pero, desde luego, mi cuerpo no está preparado para ese sufrimiento. Todos sentimos la necesidad de superarnos, pasamos la vida proponiéndonos metas y trabajando para alcanzarlas, pero este tipo de carreras son más que eso. Encontrar sentido a tu vida llevando tu cuerpo a unos límites extremos, que antes te van a perjudicar que aportar beneficios…Desde luego, la motivación de estas personas va más allá de la sencilla práctica deportiva, estar en forma, amor y culto al cuerpo…

    Por otra parte, no entiendo como el cuerpo de una persona es capaz de asimilar día a día 42Km. He visto a personas terminar medias maratones sin fuerzas para coger su mochila y este hombre es capaz de correr el doble durante 150 días. Cuando hacemos alguna cosa bien en nuestra vida a todos nos gusta que nos lo reconozcan y si yo hubiera sido capaz de realizar esta hazaña también me gustaría que me lo reconocieran. Yo no conocía a este hombre, para mi era un anónimo y, buscar el reconocimiento es quizás también un modo de buscar patrocinadores y ayudas económicas, de forma indirecta. Porque en 150 días, no habrá podido correr con las mismas zapatillas, su equipo por lo que he visto en la foto no cuenta con muchos profesionales médicos, ni fisioterapeutas, nutricionistas…Creo que este hombre consiga o no entrar en el libro Guinness, seguirá con sus retos y sus ilusiones apoyado, sobre todo, por su familia y amigos.

    Lo que sería interesante, es que dentro de 10 ó 20 años pudiéramos ver que pasa con estos dos sujetos, cómo se encuentran sus cuerpos y poder conocer con certeza las consecuencias de estos extremos esfuerzos.

    ResponElimina
  6. La vuelta al mundo en 5 retos.
    Ya que por casualidad en un curso de libre elección asistió Apolo, un hombre del cual hablaré a continuación, y del tema debatido en estas entrada, en las que deportistas españoles se marcan retos, buscan objetivos a batir, buscan una nueva forma de vida, en el que intentan buscar de esta forma de vida, en su futuro, en su fuente de ingresos pero que pocos lo consiguen, pero sin olvidarnos que empieza por una superación personal el deportista.
    En este caso el reto tiene nombre “geo5project” y busca 5 continentes y 5 pruebas diferentes de practicar deporte en estos territorios, por tierra, mar y aire.
    Aquí os dejo el link donde se puede ver el proceso de todo el proyecto.
    http://www.geo5project.com/
    Apolo nos dio una pequeña charla, ya que era un alumno, no profesor del curso, y la profesora le cedió un poco de su tiempo para explicarnos su proyecto. Todos pensábamos que era un hombre con muchos conocimientos en el campo de la actividad física, responde a la filosofía vital de “luchar, perseguir y hacer realidad nuestros sueños”(según el blog de geo5project).cosa que demuestra que todo tipo de gente puede llegar a tener diferentes retos, que pueden estar a su alcance, además este hombre realizaba diferentes deportes, pero se dedicaba al mundo geológico, y de hecho el proyecto que realiza estudió este campo, como prácticas de universidad para poder entenderlo mejor, a pesar de realizar las expediciones mediante el ejercicio físico o mejor dicho mediante diferentes modalidades deportivas.
    Es una nueva forma de crearse retos, aunque muy costosos con necesidad de sponsors, aunque nos comentó que sus ayudas no eran demasiado buenas como para poder realizar más pruebas. Pero como se puede ver en la página web y en blog ha tenido bastante apoyo, también de la Fundación Deportiva Municipal.
    Este hombre no intenta batir un récord, pero es una nueva forma de adaptar los diferentes deportes a los diferentes continentes.
    América-asfalto, maratón de new york
    Europa-hielo, border to border
    Asia-tierra, trans-tibet
    África-agua, triatlón transoceánico
    Oceanía-aire
    Comentario final del blog geo5project: “Durante la exposición se han esbozado las líneas de un proyecto que cierra una fase pero inicia otra cuyo principal objetivo es poder compartir la experiencia a través de actividades y soportes como charlas, libro del proyecto, reportajes, exposiciones fotográficas, etc.”
    Apolo sigue haciendo retos personales, junto su familia, pero ya no pertenecen al geo5project.
    Carla Alacreu Llorens

    ResponElimina
  7. El ocio es una experiencia subjetiva, supeditada a la percepción individual, cosa que permite que cada persona tenga su propia definición. (San Martin, 1997). Entre Las variables que inciden para que un comportamiento sea percibido como ocio podemos encontrar la percepción de libertad, la motivación intrínseca, la escasa relación con el trabajo y que tenga una finalidad en sí mismo. (San Martin y otros, 1999). Como bien dice Carlos García en su blog: “¿¿De verdad le puede gustar esto a alguien?? ¿¿De verdad es tan liberador para la mente y para el espíritu meterse 250 kilómetros con una mochila de 10 kilos por el medio del desierto??”
    Pienso que ambos deportistas, disfrutan de la actividad que realizan, es decir, tienen una motivación intrínseca. Conciben el cuerpo como proceso, por lo que la actividad que realizan no está orientada a la transformación del cuerpo sino hacia la vivencia corporal de la persona, hacia la apreciación de las múltiples sensaciones que uno percibe cuando está luchando contra la fatiga, la emoción, la resistencia, la victoria…
    De hecho, Carlos García Prieto redacta claramente lo expuesto anteriormente:

    “Me encanta sentir como trabaja cada parte de mi cuerpo, me encanta llegar a una situación de crisis y superarla fundamentalmente con la cabeza; también supongo que los chutes de endorfinas me deben tener enganchado. No me interesa llegar, lo que me gusta es el viaje, disfrutar del trayecto y experimentar cosas nuevas en él.”

    “Hay que enfrentarse con la naturaleza en los entornos más duros del planeta, hay que enfrentarse con uno mismo, y además hay que regresar para contarlo.”

    Desde esta perspectiva emancipadora, se acentúa la función de desarrollo personal, promoviendo la autonomía y libertad de elección de las múltiples actividades recreativas presentadas por la sociedad postmoderna en la que vivimos.

    Ahora bien, este tipo de ocio no es muy saludable que digamos, ¿para qué machacar al cuerpo llevándolo al extremo de sus posibilidades? ¿Puede que se haya convertido en una adicción al deporte? Quizá haya encontrado unas posibles respuestas a las preguntas propuestas en el artículo de Antolín, V. y cols., (2009).

    La práctica continua de ejercicio intenso puede desembocar en preocupación excesiva,
    Obsesión o compulsión. Para comprender como se llega a ser dependiente hay que saber que se pasa por las siguientes fases (Gándara y cols, 1999):
    1. Apetitiva: se prueba algo y te gusta.
    2. Ejecutiva: se aprende y se repite
    3. De saciedad: se abusa hasta la saturación.
    4. De abstinencia: se intenta abandonar pero vence a la voluntad.
    5. De adaptación: en el que el ejercicio puede mantenerse, estabilizarse, agravarse o abandonarse

    ResponElimina
  8. Una posible explicación viene dada por los estudios fisiológicos en los cuales se ha podido constatar que el hecho de hacer ejercicio intenso y de forma regular produce la liberación de ciertas sustancias en el organismo como son los opioides endógenos que ocasionan dependencia.

    Las explicaciones psicológicas expresan que el deportista se ve recompensado por la mejora de la salud física, por el aumento del estado de ánimo, de las relaciones sociales, de la autoestima y de la confianza en uno mismo llevando al individuo a correr el riesgo de abusar del deporte y desencadenando un proceso que actúa de forma similar al consumo de drogas cuando es utilizado de forma continua. Resulta también necesario, desde la psicología, hablar de motivación tanto intrínseca como extrínseca.

    Los motivos intrínsecos están relacionados con la percepción individual y necesidad interna de diversión, de placer y los extrínsecos con la lucha por la fuerza, la búsqueda del éxito, la gran audiencia del espectáculo y el crecimiento social y esperado de los practicantes. Bouet, psicólogo deportivo francés, dijo que el ejercicio se practica de una manera proporcional al placer que de él se derive. La adicción al deporte por tanto se manifiesta por tres características: dependencia, tolerancia y abstinencia. En el primer caso hablamos del estado placentero que produce la realización del ejercicio: en el segundo, de la necesidad de ir aumentando en frecuencia o intensidad para alcanzar la misma sensación gratificante, llevando a un aumento sin control de la actividad física y, en tercer lugar aparecen una serie de síntomas de retirada como son el agotamiento, la fatiga, la depresión, la soledad, la debilidad y la irritabilidad.

    Esta podría ser una explicación a la “locura” de estos dos deportistas.

    ResponElimina
  9. Hola!!!Llevo ya leyendo diferentes entradas que me motivan a escribir y comentar sobre estos temas. El ultrafondo de por si me motiva mucho y lo valoro muy positivamente, pero justo ahora lo vivo más de cerca ya que estoy realizando la preparación física a un ciclista que va a realizar una prueba de estas características.
    En primer lugar, en cuanto a la entrada realizada por David me resulta muy sorprendente la barbaridad de km que son capaces de hacer la gente, ya que realmente son bestialidades en todo momento perjudiciales para la salud. Eso sí, después de ver los diferentes videos y escuchar ciertas afirmaciones de los atletas, podemos observar que todo esto para ellos a parte de ser su forma de vida, consigue enriquecerlos personalmente, de modo que mejoran muy positivamente su bienestar.
    El último día de clase, estuvimos hablando acerca del significado de salud, y hablábamos de actividad física moderada junto con un bienestar de la persona. Como podemos ver, en estos casos la actividad física no es moderada, pero el bienestar es elevadísimo. Por eso, esta mezcla que provocan, bajo mi punto de vista no es nada saludable. Sin embargo, ¿por qué negarles realizar algo que les llena tanto?
    También quiero aprovechar para contestar y debatir acerca de algunas preguntas que han quedado en el aire. David Molina plantea: “Ricardo tiene unos intereses personales que le motivan, pero ¿qué pensáis de lo que hace?”
    Yo me planteo qué pasaría si realizando las osadas maratones que lleva a cabo, siguiese manteniéndose en el anonimato. Se ha comentado que la repercusión mediática de sus hazañas no es demasiado significativa y que, al igual que el primer protagonista, las ganancias vienen a ser más a nivel de satisfacción personal que de ningún otro tipo. Todos sabemos, por desgracia, que son pocos los deportes en los que se mueva el dinero suficiente como para que los grandes logros se traduzcan en sustanciosos beneficios económicos o de reconocimiento a nivel de fama. ¿Es suficiente con saber que tu nombre va a aparecer en el libro guiness de los records? ¿Con saber que eres admirado por cientos de deportistas aficionados? ¿Con superarse a uno mismo? O, por el contrario, ¿todo deportista se alimenta del ego de sentir una medalla colgar de su cuello, de subir al podium y/o de oír los aplausos del público?. Incluso, voy un poco más allá, ¿existirían tantos deportistas en determinadas áreas en las que se mueve mucho dinero si no se cobrara tanto? Por ejemplo, en el fútbol hay muchos más jugadores de categorías inferiores que en otras disciplinas. Jugadores que saben que nunca van a ser grandes estrellas porque no llegan al nivel y sin embargo, siguen ahí, en lugar de optar por otro deporte más afín a ellos con el que quizás si podrían superarse. ¿A qué crees que se debe? ¿Le están haciendo un flaco favor al espíritu deportista?
    Todas estas cuestiones inevitablemente me hacen reflexionar una vez más y no puedo hacer otra cosa que llegar a una clara conclusión: ¡Necesitamos de estos grandes héroes, como Ricardo Abad y Héctor Ibáñez (del que ahora os voy a hablar) capaces de seguir preparándose con esfuerzo, constancia y la sana y mera motivación de superarse a si mismo, sin otras finalidades de lucro, para que la satisfacción que aporta el deporte en si no se pierda nunca!. Porque sentir que con entrenamiento, preparación y mentalidad positiva se consigue uno superar a si mismo, es algo que ni el corredor de Fórmula 1 mejor pagado del mundo (por decir algo) conseguirá sentir nunca.

    ResponElimina
  10. Antes de terminar mi entrada, me gustaría comentar el caso de Héctor Ibáñez ya que lo conozco muy de cerca por el hecho de llevar su preparación física. Héctor, el próximo día 25 de junio realizará la “Race Across the Alps” conocida como la RATA. Esta es una prueba de ciclismo en la cual deben de realizar 525km alrededor de los Alpes con un máximo de 32 horas. Aprovecho para responder sobre tu pregunta aplicada a este caso: “¿haría lo mismo si fuese una persona anónima?”. Yo pienso, que si, este tipo de gente no lo suele hacer por la repercusión mediática que pueda tener sino por el bienestar personal y la satisfacción que va a sentir el mismo. Héctor por ejemplo ha sido el primer español seleccionado para realizar dicha prueba, y si la supera con éxito seguirá siendo uno más sin convertirse en ningún momento en famoso. Y es precisamente lo que él quiere, quiere hacerlo para demostrarse a él mismo que es capaz de hacerlo, no para demostrarle a España o a Europa lo bien que lo hace. Como ejemplo de esto es el caso de que le han ofrecido diversas entrevistas (periódicos, España Directo, etc) y ha tratado de esquivar el tema, ya que no le apetece darle excesivamente importancia. Aun así, como anteriormente decía Àngels, muchas veces a este tipo de gente les toca hacerse conocidos por la cuestión económica. Es muy difícil, financiarse retos de este tipo solos, y requieren normalmente de ayudas de patrocinadores o instituciones, y para ello es imprescindible darse a conocer. También comentar sobre esto, que seguramente en el momento que la gente pasa a hacerse famosa, salir en revistas, tener patrocinadores muy importantes, estos les exigen cumplir una serie de marcas para seguir patrocinándoles. Llegados a este punto, la actividad deportiva pierde su sentido recreativo pasando incluso a convertirse en una obligación. Y todos sabemos, que aquello que hacemos por obligación no lo disfrutamos igual que las actividades realizadas por afición como es el caso del deporte. Por tanto, la necesidad económica o de financiación de algunos ultrafondistas, lleva a ensuciar de alguna forma la finalidad en si. Por eso, es importante que en el deportista siempre predomine la motivación intrínseca, y no la extrínseca.
    Por otro lado, comentar que es fascinante ver como una persona puede ser tan feliz y sentirse tan bien, mientras se prepara una prueba de dicha barbaridad de kilométros. Héctor cuando termina un entrenamiento de 17 horas, pese a lo cansado que está le ves como se siente muy bien con el mismo por haber aguantado con éxito. Al mismo tiempo, que cuando está realizando el entrenamiento no está pensando cosas negativas sino que ves como disfruta y como le hace sentirse satisfecho. Además, nunca lo había visto con tanta ilusión por una cosa como por esto, ya le podrían tocar millones o cualquier alegría mayor, que no vería en él esa alegría, ilusión y satisfacción que tiene en la realización de dicha prueba. También decir que esta gente no solo disfruta el día y el momento de hacer la prueba, sino que lo que les hace sentirse tan bien es todo el preparamiento (que lo hacen durante su tiempo de recreación) tanto físico, como prepararse la bicicleta, la ropa para competir, etc. Creo que esa gran satisfacción la tiene cuando consiguen sumergirse en el mundo del “ultrafondo” que en algunos casos parecen incluso adictos.
    Por lo tanto, por muy perjudicial que sea para la salud debido a sus grandes esfuerzos físicos, hay veces que ver cómo les hace sentirse, considero que es mucho mejor que no cualquier otra actividad que no tan perjudicial para la salud pero que no consigue estos beneficios sobre el bienestar.

    ResponElimina
  11. También decir, que este tipo de pruebas no es aconsejable que se realicen de forma muy repetitivas ya que finalmente conseguirían destruir al deportista, pero si son reguladas bien me parece perfecto que se realicen eventualmente. Aunque como ya he dicho antes se puede considerar una “locura” muchas veces, antes que deporte.
    Considero que no somos conscientes del gran esfuerzo que realizan este tipo de atletas. No son las típicas estrellas de la NBA que tiene un “don” casi siempre innato que les permite llenarse el bolsillo cada mes. Sino que todo esto lo consiguen con esfuerzo, sacrificio y una fuerza de voluntad increíble, la cual pasa por situaciones muy críticas en los esfuerzos máximos. Por tanto, creo que se debería de empezar a valorar más este tipo de cosas en las cuales hay un gran trabajo para lograrlas.
    Antes de despedirme, os añado el link del blog de Héctor Ibáñez, por si alguien quiere seguir día a día los entrenamientos que está realizando para llevar a cabo su próximo gran reto.
    http://hectorbetxiblogspot.com
    Laura

    ResponElimina
  12. Buenas!!!

    En primer lugar, quiero comentar que participe en la entrevista realizada a Stefaan y al leer esta entrada me he sentido atraído a dejar un comentario.

    Personalmente, creo que las hazañas que están realizando tanto Ricardo (150 maratones seguidos ) como Stefaan (365 maratones en un año) son autenticas locuras, donde están exprimiendo al máximo todas sus bases fisiológicas, anatómicas y también psicológicas, ya que salta a la vista que no debe ser muy bueno correr estas distancias diariamente.
    Además no solo ponen en peligro sus capacidades físicas ya que se exponen a una gran cantidad de problemas ( pérdida de peso incontrolada, problemas renales y digestivos, lesiones....), sino también que también están cayendo en un problema bastante grave y es que para ellos la actividad física se ha convertido en una obligación y donde su tiempo libre lo están aprovechando para llevar a cabo su record, siendo esclavos de su propia actividad fisica; en el caso de Ricardo parece que no tiene tanta presión a la hora de correr como pude apreciar en Steffan ya que, por ejemplo, Ricardo sigue trabajando y manteniendo su empleo de operario durante 8 horas todos los días que dura su hazaña, además sigue teniendo tiempo para estar y disfrutar de su familia y también es él quien se marca las distancias a realizar y cada día se marca su propio itinerario.

    Mientras en el caso de Steffan, sucede todo lo contrario, se ve obligado a correr diariamente por una empresa que promociona un método de adelgazamiento y es la empresa la que le marca donde va a correr, a qué hora, cuando y en que lugar, importando poco lo que el atleta prefiera o sin pedirle opinión. Steffan es un mero ejecutor de la actividad física, de lo que le marcan desde arriba y él es la estrella de su producto, aunque tenga que conformarse con obedecer y es que es su trabajo; y de él dependen sus ingresos en este momento, caso contrario a lo sucedido a Ricardo.

    Por otro lado, en la entrevista que realizamos a Stefaan nos comentó que su vida diaria era bastante pobre y sus relaciones interpersonales y familiares se limitaban a unas horas por la noche, limitándole también la estancia con su familia y el estar fuera de su país, en el caso de Ricardo es todo lo contrario, como hemos visto en el video y en blog Ricardo da una gran importancia a estar con su familia y así lo demuestra con sus declaraciones e imágenes.

    Por último, quiero expresar mi opinión, creo que estos deportistas son unos auténticos “Monstruos del Deporte” y es de admirar las hazañas que están realizando, pero también considero que se exponen a un alto riesgo para su salud y sus relaciones personales y creo que está practica excesiva del deporte no favorece para nada la promoción de la activad física saludable, que como en el caso de Stefann su empresa patrocinadora quería utilizar como elemento propagandístico.

    Si bien, si que está desarrollando otros muchos valores como la auto-superación, constancia, sacrificio, valores que están consiguiendo transmitir, pero pagando un precio demasiado caro.

    ResponElimina
  13. ¡Hola a todos!

    Estos dos ejemplos de experiencias deportivas que nos propone nuestro compañero, me parecen una locura en cuanto al sufrimiento que provoca en el cuerpo este tipo de carreras, y en mi opinión la realizan por unos motivos muy claros que están lejos de la recreación físico-deportiva.

    En el primer caso, el corredor de ultramaratones, Carlos García Prieto, me parece que realiza este tipo de pruebas por afán de superación personal y reconocimiento público, ya que por lo que comenta en el diario sobre las sensaciones que va teniendo a lo largo de la prueba, no creo que disfrute mucho, más bien es un sufrimiento continuo por el esfuerzo sobrehumano que debe de realizar. El organismo no puede obtener muchos beneficios de este tipo de pruebas sino todo lo contrario ya que el cuerpo no está preparado para esos esfuerzos llevados tan al límite. Otra razón que puede tener Carlos para realizar este tipo de pruebas puede ser la de viajar, conocer mundo, otros tipos de culturas, pero no creo que sea el caso aunque en su diario parece que disfruta con esos paisajes por los que va pasando.

    Con respecto al segundo caso, Ricardo Abad, en mi opinión también tiene un claro objetivo, que es el de sentirse reconocido públicamente y aparecer en el libro Guinness de los records. Tal hazaña solo la puede hacer por un motivo así, porque como en el otro caso este tipo de propuestas no tienen beneficios en el organismo sino más bien perjuicios que en este caso a lo largo del tiempo va a sufrir en sus articulaciones.

    La verdad es que este tipo de retos merecen el reconocimiento por parte de los demás pero en mi caso prefiero disfrutar de la práctica deportiva que realizo, que esta sea saludable y que tenga un beneficio en mi organismo para que me haga sentir mejor.

    ResponElimina
  14. JAVIER SERNA M.

    ¡hola!

    Este es un caso que nos muestra una pasión muy grande por el ejercicio físico motivo de satisfacer la necesidad de sobresalir y hacer algo de mucho valor de superación y es muy admirable que una persona pueda soportar tantas horas de esfuerzo físico , este señor demuestra mucha pasión por el atletismo lo que hace que adquiera una conducta de realización de retos en beneficio de si mismo teniendo como motivo principal ser incluido en el libro de los gimes record del mundo .

    Se necesita estar muy motivado, tener mucha confianza en sí mismo y tener mucho apoyo por parte de la familia de los amigos y de todas las personas que lo rodean, otro aspecto muy importante es un control médico permanente y una muy buena alimentación son demasiados los gastos que se tienen a hacer al seguir una actividad como esta "es una locura" .Yo me siento un poco relacionado con este reportaje por que el deporte que yo practico implica muchas horas de entrenamiento y quiero compartirles un párrafo del libro la sicología del deporte donde habla de la importancia de la motivación del deportista.

    La motivación se relaciona con el estado del organismo al que se considera responsable de una de la realización de una determinada actividad en un punto preciso del tiempo .tal estado del organismo es , como norma, la consecuencia de una combinación de factores internos (personales) y externos (de situación),cuando los motivos son realizados se habla de la motivación , pero los motivos constituyen solamente uno de los factores que determinan la motivación de una persona .los factores de situación y las necesidades de raíz biológica desempeñan un rol igualmente importante para la motivación de un atleta .

    Este señor tiene la necesidad de sobresalir, de ganarse un puesto en el libro que da cuenta de hazañas , de hechos sorprendentes que han marcado la historia del mundo

    Párrafo tomado del el libro la sicología del deporte página 20

    http://books.google.es/books?id=y__JfST7S9IC&pg=PA207&dq=psicologia+del+deporte&hl=es&ei=6l4VTIS5K9D0_Abu3emYCA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CDQQ6AEwAA#v=onepage&q&f=true

    ResponElimina
  15. Esta entrada me ha parecido interesante y a la vez oportuna donde se puede “resumir” de manera racional todo aquellas maneras de entender la actividad físico-recreativa desde diferentes puntos de vista.
    La persona que realiza esta actividad física definida como todo tipo de movimiento corporal que realiza el ser humano durante un determinado periodo de tiempo, que aumenta el consumo de energía considerablemente y el metabolismo basal.
    Pues bien, lo que buscan este tipo de personas es buscar su propio límite físico y psicológico porque les reconforta y suponen un reto personal y emocional para ellos donde el ambiente hostil y solitario donde practica esa actividad física es el principal protagonista. Aunque, como se refleja en el reportaje, el propio deportista o aficionado a practicar esta actividad física reconoce en el mundo en que se ha envuelto aunque una actitud positiva es vital para poder soportar este tipo de aguante físico.
    Aquí se puede ver reflejado que el ímpetu personal, la pasión como menciona Carlos García Prieto de esta actividad supera a aquellos aspectos políticos, sociales, económicos y medioambientales, que son la consecuencia de lo que es Salud, según Devís. Pero esta pasión es de tipo irracional si lo miramos desde el punto de vista de desgaste extraordinario del cuerpo, de lo físico “Me encanta sentir como trabaja cada parte de mi cuerpo, me encanta llegar a una situación de crisis y superarla fundamentalmente con la cabeza; también supongo que los chutes de endorfinas me deben tener enganchado. No me interesa llegar, lo que me gusta es el viaje, disfrutar del trayecto y experimentar cosas nuevas en él”.
    Analizando estas palabras, son sus propias normas sociales y culturales las que le han permitido que su cuerpo le deje llegar a esos extremos al poder experimentar otro tipo de carrera que el resto de la sociedad no lo suele hacer. De ahí, que esa sensación, experimentación haya hecho engancharle a realizar este tipo de actividad extrema nada fácil, de ahí, que el resto de mortales la adjudiquen como “una locura, un valor duro el enfrentarse a la naturaleza…” también, la búsqueda de otros placeres supone el ver, observar, conocer y experimentar con otros culturas tanto físicas como humanas y, por tanto, es su manera de ser feliz y es su bienestar pues le rehabilita de su rutina diaria. Por tanto, se ha convertido en su estilo de vida pues promocionar la educación ambiental realizando un tipo de actividad física.
    Asi pues, sea una persona conocida o no, la pasión por hacer este tipo de actividad supera todas aquellas otras barreras incluso la física o tal y como refleja Ricardo Abad: “a mí nunca me ha gustado fijarme en el resto del mundo si no hacer lo que me pide mi cuerpo y lo que me apetece en cada momento” pero todo hasta que el cuerpo llegue a su límite y, personalmente, me siento identificado con él pues yo también tuve ese momento hasta que mi cuerpo rompió.

    ResponElimina
  16. ¡Hola a todos!Me gustaría comentar que en un principio al leer la aportación de David sobre lo que hacen estas dos personas, me he imaginado que tanto uno como otro tienen claramente marcada una motivación extrínseca. Si esto fuera así, en mi opinión esta actividad no la podríamos enmarcar como recreativa.
    Sin embargo, al leer el artículo de Carlos García Prieto, ha cambiado mi punto de vista. Es verdad que explica lo duro que son las pruebas de ultrafondo y que no sabe muy bien por qué le gustan tanto. También deja claro que no lo hace por demostrar nada a nadie ni por superación personal.Por tanto creo que aunque nos parezca imposible, esta actividad es físico-recreativa para él. Es evidente que no es saludable pero no me parece que sea adicto a ello. La forma en que describe las sensaciones que encuentra al correr por el desierto durante tanto tiempo me han convencido.

    Por otro lado el segundo caso creo que es totalmente distinto, ya que habla directamente de conseguir un récord guinnes. Además,aunque las dos actividades tienen sus riesgos, me parece aún menos saludable el correr una maratón cada día que hacer 4 ultramaratones al año. Puede llegar a ser adictivo como comentan muchos de nuestros compañeros y puede ser un problema serio a la larga.

    Por lo tanto creo que los dos casos son distintos. Como ya he comentado, la diferencia principal es la motivación que mueve a uno y a otro para realizar la actividad. Este aspecto me parece clave para considerar una tarea como recreativa o no.

    ResponElimina