dijous, 20 de maig de 2010

Pràctica 7: Jocs motors que no tenen per referent l'esport

Luís Font, David Molina, Paula Tarazona i Antonio Tárrega han preparat el següent vídeo de la classe que feren sobre jocs que no tenen per referent l'esport:

Per la seua part, Francisco José Badenes, Carles Inza i Gonzalo Sanz han preparat este altre vídeo de la seua classe:


Raül Juan, Esther Peris i Àngels Pérez ens presenten este vídeo de la seua pràctica:

5 comentaris:

  1. Primero que todo enhorabuena por el video.
    En segundo lugar me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre los juegos motores que no tiene como referente el deporte.

    En la actualidad en los colegios o institutos nos encontramos siempre con la práctica de deportes de masa o que son muy conocidos por la geografía de España y del mundo.

    Son muchos los juegos internacionales que conoce todo el mundo y los cuales tienen una federación detrás que les apoya y les promociona.
    En cambio, hay miles de juegos, tanto autóctonos como populares(que hoy día casi ni se conocen) que sirven igual para trabajar en los colegios y enseñar con ellos muchos valores.

    Como vemos en el video, hay muchas variantes de juegos y la mayoría estimulan la imaginación.
    ¿A quién se le ocurriría hacer un juego con latas de coca-cola?
    Bien, aquí es donde quería llegar.
    No solo es la novedad de juegos que existen desde hace muchos años, sino la imaginación que los llevo a realizarlos.
    Alguien algún día creó esos juegos y suponemos que fueron practicados por muchísimos antepasados nuestros. De este modo generación tras generación se han ido contando hasta llegar a nuestros oídos.
    Hay que introducir nuestra imaginación en nuestras actividades, ya sea en un colegio, instituto, clase de actividades extraescolares, etc. Hay que hacer juegos que no sean los que ya todos conocemos, hay que dar rienda suelta a los materiales reciclados para innovar.
    ¿Es tarea solo nuestra tener que innovar?
    Creo que podemos utilizar la imaginación de los niños o no tan niños para crear juegos que no tengan como referente el deporte. De esta manera no solo tendrán una motivación extra, para ver si su juego funciona o no, sino que además igual marcan una tendencia en nuestras vidas.

    En un artículo de la revista digital de EF y deportes hay un artículo sobre deportes tradicionales de Asturias. En este artículo nos habla de las maneras de inserción de estos juegos.
    No explica que hay dos maneras de insertar los juegos:

    a) Anormalizadora: No tienen como objetivos normalizar los juegos dentro del centro educativo.

    b)Normalizadoras: Intenta crear un ambiente normal y natural para que estas actividades se desarrollen.
    Dentro de este apartado se diferencian tres subapartados.

    b1)Intensivas: Dedicar una o varias unidades didácticas al conocimientos de estos juegos. Si hablamos de actividades extraescolares estaremos hablando de dedicarle un tiempo.

    b2)Extensivas: Se trata de una aplicación dispersa en el tiempo, en la cual las actividades tradicionales ganan categoría de "herramientas de trabajo".

    b3)Totales: Esta es la forma normalizadora por excelencia. Mezcla bloques de conocimiento de carácter intensivo, con una utilización extensiva de este tipo de recursos a lo largo de los demás contenidos

    ·Carlos Suari Rodrigue. Juegos y deportes tradicionales asturianos, del currículo
    a la clase (I). Introducción y bases para una adecuada inserción en los programas de EF de Secundaria.

    Después de estos dos puntos, podemos ver claramente que la clasificación diferencia en aplicar o no aplicar los juegos y en los que se aplican se diferencian por el tiempo de aplicación en las clases.

    Después de esta reflexión de los juegos motores que no tienen como referente el deporte, yo pienso que siempre es bueno para los alumnos la inserción normalizadora extensiva ya que trabajaremos los juegos motores no solo en el ámbito de la E.F. sino también en las otras materias y la podemos utilizar como herramienta.

    Sin más os dejo con la reflexión.

    ResponElimina
  2. En primer lloc també vull felicitar als companys que han presentat aquesta pràctica. Per a mi ha estat una estona molt agradable, divertida i diferent a les classes pràctiques a què estem acostumats en la facultat.
    En segon lloc, com bé ha dit Anabel, en les escoles i instituts ens trobem sempre amb què en les classes d’EF només es practiquen esports de massa. Hi ha sempre UD de futbol, bàsquet, atletisme, vòlei, i altres que es fan anomenar “jocs alternatius” però que no són altra cosa que modificacions d’esports coneguts per tots com l’hoquei, l’handbol, el rugbi, etc. Amb l’única diferencia què el material o les normes estan adaptats per a iniciació.
    En la societat actual, i per extensió en els centres d’ensenyament, estem acostumats a valorar només el rendiment en la pràctica d’aquests esports al relacionar-los sempre amb la competició. Per això considere molt important donar una orientació més recreativa a les classes d’EF utilitzant els “jocs motors que no tenen per referent l’esport”. Amb aquests resulta molt més fàcil prestar atenció i avaluar altres valors del joc com la cooperació, el respecte, la tolerància, la igualtat, la solidaritat, la justícia, etc., que encara que també estan presents en els esports moltes vegades passen desapercebuts eclipsats pel rendiment i la competició.
    En la meua opinió, per a buscar el rendiment esportiu ja estan els clubs. Per això tant en les escoles i instituts com en les activitats ofertades per les institucions públiques hauria d’haver més varietat d’orientacions de l’activitat física. Almenys en la meua ciutat, si algú (sobretot els xiquets i xiquetes) es vol apuntar a alguna activitat pot triar entre quasi tots els esports imaginables, però no hi ha cap activitat amb una orientació més lúdica o recreativa. Considere això un gran error, ja que fomentar només el rendiment provoca que la majoria de xiquets i xiquetes, en adonar-se que no poden guanyar-se la vida amb l’esport, que són el 99%, deixen de banda qualsevol activitat física i passen a una vida sedentària. Si des d’un començament pogueren optar per un altre tipus d’activitat física potser aquesta es convertiria en part de la seua vida quotidiana per sempre. Pense que la introducció massiva dels jocs motors que no tenen per referent l’esport pot ser la solució a aquest problema.

    ResponElimina
  3. Como bien dice Anabel, en la actualidad en los colegios e institutos se suelen emplear más los deportes de masas, más reconocidos en la sociedad nacional e internacionalmente, más que los juegos tradicionales, populares, autóctonos.
    Desde mi punto de vista, esta última clase de juegos tienen mucha más riqueza educativa que los juegos que tienen como referente el deporte. Argumentaré las razones de mi posición:
    La escuela o instituto es un espacio en el que los alumnos además de tener que divertirse, tienen que aprender, y además de aprender, tenemos que educarlos. Un deporte que ya conocen no supondrá ningún tipo de innovación para ellos, no les reportará ningún tipo de curiosidad o sorpresa por practicarlo ya que ya lo han practicado anteriormente o si no, lo han visto por la televisión, por lo que ya tienen una idea premeditada de lo que puede suponer practicarlo, o tendrán prejuicios acerca del mismo. Pondré un ejemplo, en el caso del fútbol, las chicas que no lo hayan practicado o que no les guste directamente, además de la información que les haya reportado lo que han visto anteriormente en la televisión, pueden tener prejuicios de que es un deporte muy físico, de contacto, y sobre todo que es para chicos (ya que tiene mayor impulso masculino).
    Por lo que ya de partida, estos prejuicios, pueden suponer un inconveniente para la mayoría de la clase el practicarlo, y, para los que sí que les pueda gustar, a pesar de que se diviertan practicándolo, no les reportará nada nuevo, porque ya lo conocen.
    En cambio, un juego popular, tradicional, o incluso un juego inventado, ya sea por el profesor, o por los propios alumnos, les puede reportar mucha más curiosidad y puede despertar un mayor grado de participación mucho mayor del que aportará un deporte ya conocido por los mismos.
    A partir de ahí, entrará en juego la habilidad del profesor para desarrollarlo, poner reglas, educar a través de valores en el juego (deportividad, respeto a los demás, cooperación...), proponer un trabajo creativo de material alternativo (reciclado), etc., para incentivar el interés por los alumnos en el mismo, hacerles además de participes, autores de los juegos que propones y, realizar una progresión que les mantenga ese grado de incertidumbre y de reto por superarse practicándolo.
    Si ya además, como bien dice Anabel, consigues que este tipo de actividad sea normalizadora extensiva, es decir, que no sólo se practiquen en las horas de clase de Educación Física, sino que también sean actividades extraescolares, pues eso quiere decir que has conseguido despertar un alto grado de interés por parte de los alumnos en los juegos que propones en tus clases, uno de los objetivos más ambiciosos que se puede proponer un profesor de Educación Física.

    ResponElimina
  4. Per començar, voldria felicitar a Ester i Àngels, per tot el treball que férem, per l’estona agradable que passarem i pel resultat del vídeo.

    En segon lloc, i aprofitant el tema del vídeo, és a dir, el joc, més concretament, els jocs que no tenen com a referent l’esport, voldria parlar una miqueta sobre aquests i la implicació que tenen en el currículum d’educació física.

    El joc es pot considerar des de dos perspectives, la primera com a una mera fase de preparació per a la vida adulta i, la segona utilitza el joc com a mitjà per a fins més importants situats fora de la pròpia experiència que ofereix el joc als participants, és a dir, afavoreix els aprenentatges cognitius, afectius i físics. Però, a banda de les potencialitats positives del joc, també té aspectes negatius, el joc pot ser injust, discriminatori, sexista, explotador i res plaent.

    Tenint en compte tot açò, a l’hora de plantejar jocs en el currículum d’educació física, tenim que evitar totes aquestes connotacions negatives, perquè si no, no seria una ac activitat intrínsecament valuosa i, per lo tant educativa. Per lo tant, tindrem que potenciar els aspectes positius del joc.

    Altre aspecte a tindre en compte, és que el joc no perda els seus valors i la seva simbologia, ja que en la societat en la que vivim, la societat capitalista, s’ha apropiat del joc i la sotmès a les lleis de mercat, en el que ens diu quins materials comprar, jocs practicar, etc. limitant el joc a una sola identitat hegemònica la qual oprimeix les altres.

    Per tot açò, quan utilitzem els jocs a les classes d’educació física tenim que tindre en present, no sols el coneixement teòric i pràctic, sinó també la construcció d’identitats alternatives. També, i no caldria dir-ho, no es tracta de plantejar un joc i deixar-lo que actue per ell mateixa, sinó després d’aquest tindrem que reflexionar amb els alumnes, avaluar-lo, etc.

    Per últim, crec que el joc, i sobre tot el joc que no pren com a referent l’esport, és una bona alternativa, a l’esport reglat, competitiu, sexista, opressor, etc. el qual és l’esport que des de les classes d’educació física sempre s’ha anat donant, pense que es una bona oportunitat per canviar-ho i fer una educació física més equitativa, on es respecten les semblances i les diferències de l’alumnat.

    ResponElimina
  5. Al igual que mis compañeros, quiero felicitar en primer lugar a los compañeros que han llevado a cabo estas prácticas tan divertidas, amenas y diferentes a las clases que hemos tenido durante todo este último año, ya que se agradece, de vez en cuando, cambiar la rutina de las clases.

    Creo que los juegos motores que no tienen como referente el deporte (según la clasificación de los juegos de Callois), son juegos con una riqueza educativa muy importante, como muy bien han comentado mis compañeros. Pero también creo que no tienen porque tener más riqueza educativa que otros juegos o deportes, como algunos de mis compañeros llaman, “deportes de masas”. Pienso que cualquier juego aplicado en el contexto de la escuela o en cualquier contexto, tendrá un valor educativo importante dependiendo de cómo el profesor lo aplique. Los llamados deportes como por ejemplo el basket, pueden aplicarse en forma de juego y tener un valor educativo elevado, independientemente de deporte que sea.

    Personalmente me parece bien que se sigan practicando y llevando a cabo juegos tradicionales, populares, etc. Pero todo ello, tiene que ir evolucionando al mismo tiempo que la sociedad cultural. Lo que quiero decir es que esos juegos deben seguir perdurando independientemente del avance de la sociedad pero adaptándose a las necesidades y características de cada momento.

    Por todo ello, lo que pienso es que por el simple hecho de que en la escuela se realice una clase dónde se enseñe un juego tradicional, no tiene porque ser más o menos educativa que otra clase dónde se enseñe por ejemplo la técnica de carrera.

    ResponElimina