dijous, 4 de març de 2010

Pràctica 3 (II): Oci i esport femení

La falta de tiempo constituye una limitación obvia para el ocio femenino; las diferencias de oportunidades ya existentes respecto al ocio para hombres y mujeres tienden a aumentar con el matrimonio. La peor posición corresponde a las mujeres que tienen niños pequeños y, además, trabajan. Como las mujeres casadas realizan la mayoría del trabajo doméstico, toda su actividad de ocio se intercala entre las esenciales tareas de criar a los hijos, cocinar, lavar, fregar, hacer la compra, etc. En el hogar, las mujeres no poseen noción real de ‘tiempo libre’ y, en consecuencia, la distinción entre trabajo y ocio se difumina. El ocio doméstico, basado en la familia, se convierte en la norma para las mujeres casadas, especialmente para las que tienen niños pequeños. Ver la televisión –la actividad de ocio más popular entre las mujeres casadas y con niños–, planchar o coser, por ejemplo, pueden hacerse al mismo tiempo que se vigila a los pequeños. Las responsabilidades de las mujeres (la casa y los hijos) limitan sus posibilidades de ocio fuera del hogar y, por tanto, no es sorprendente que el deporte sea una actividad minoritaria. (pàgs.117 i 118)

15 comentaris:

  1. Este texto, a pesar de todo el tiempo que tiene, me parece que podría estar escrito a fecha de hoy, puesto que no hemos avanzado prácticamente respecto a hace 30 años.

    Destacar la figura de la mujer, la cual pienso que tiene un tiempo menor de ocio cuando tiene un trabajo estable, además si sumamos el tiempo de cuidado a los hijos y las tareas de la casa, el tiempo de ocio queda reducido a unas pocas horas libres, en muchas ocasiones y como bien pone el texto, quedan difuminados y cuesta bien de distinguir realmente el tipo de tiempo que disponen.
    El rol de la mujer en la sociedad ha evolucionado, y aunque ahora las tareas domésticas se reparten entre la pareja, a mi manera de ver las cosas, la mujer no deja de ser una figura más importante cuando se trata del cuidado de los hijos. Esto hace que aumente el tiempo de ocio pasivo, como mirar la tele, tomar un café o navegar por la red, aunque aquí haría una pregunta: ¿Es realmente tiempo de ocio este tipo de actividades?
    Pienso que no, puesto que dichas actividades supuestamente de ocio, no son más que un breve descanso en el trabajo realizado, pero que al mismo tiempo te mantiene ligado al trabajo, estás atento a lo que pueda suceder, limitado dentro de un espacio físico, no en el que tú deseas estar.

    Por lo tanto decir que las construcciones sociales de este tipo apenas han progresado, se mantienen prácticamente iguales a lo largo de años, con pequeñas diferencias, como la mayor implicación de los hombres, y no todos, en las tareas de la casa, aunque la mayoría parece que vayan etiquetados a las mujeres, al igual que otras, como que el hombre es el que tiene que trabajar, independientemente si trabaja la mujer.

    Los estereotipos que marcan la sociedad no son referencias que se puedan cambiar fácilmente, y hay cosas que parecen destinadas a un sexo o tal vez a otro por naturaleza.

    ResponElimina
  2. Hola! Com bé diu el text anterior, la dona té un temps d'ocí molt reduit ja que els temps lliure que té quan acaba la feina l'utilitza per fer-se càrrec dels fills i tasques doméstiques.
    Com bé diu el nostre company Sergio pesar al temps d'aquest escrit pareix que siga d'avui mateix, no obstant pense que cada dia que passa la cosa va canviant.
    Avui dia, no sols és feina de les dones les tasques doméstiques sinó que després de molt de temps i molt de treball els hómens participen d'aquestes labors.
    No podem generalitzar ja que cada persona és un món, però crec que en l'actualitat els hómens s'impliquen més en les activitats enteses com femenines i que encara que siga per obligació davant la seua dona, aquest les realitzen.
    La societat (gràcies a Déu)ha anat avançant, poc a poc, però sense parar. Per tant fruit d'aquest canvi o evolució la dona ha pogut tindre una mica més de temps lliure per poder realitzar tasques pròpiament dites ocí i amb diversió. Amb açò no vull donar a entrendre que cuidar als fills no siga divertit sinó que la dona també té dret a fer altres coses.
    Per concluir acabaré diguent que encara que la dona avui en dia també siga una treballadora com l'home i encara no dispose de tot el temps que es mereix; pot gaudir d'un temps que no disposava anteriorment per fer activitats com aeròbic, pilates, correr, passetjar, etc i que el temps de temps lliure pot ampliar-se amb la col·laboració de l'home, parella amb la que convisca.

    ResponElimina
  3. Como se cita en este texto confirmo que la falta de tiempo constituye una limitación obvia para el ocio femenino, pero ¿a que se debe esta falta de tiempo?

    1.- Históricamente la mujer ha estado subordinada económicamente al hombre lo que condiciona su actitud y acceso al ocio.
    2.- Por ello las labores domésticas han sido reservadas con exclusividad para las mujeres. El trabajo doméstico ocupa un segundo plano con respecto al trabajo retribuido que realizan los hombres.
    3.- Además la falta de tiempo aumenta por el matrimonio, y más todavía con la crianza de los hijos.

    En los últimos tiempos tanto la mujer como el hombre disponen de más horas de tiempo de ocio, que a lo largo de toda la historia. Pero pese a observar cierta evolución, sigue ocurriendo lo mismo, o ¿no es así?
    • La mujer, teóricamente, opta en igualdad de oportunidades al mundo laboral. Y en muchas ocasiones son ellas las que aportan mayor sueldo que el varón y sin embargo sigue siendo la mujer la encargada de los quehaceres domésticos.
    • Existe una falsa creencia a mi punto de ver que refuerza y hace perdurar la subordinación femenina y que trata en pensar que las diferencias entre hombres y mujeres se deben a condiciones de sexo, marcadas desde el momento de su nacimiento. Como ejemplo puede servir el hecho de que muchas mujeres piensan estar mejor dotadas que los hombre para la crianza de sus hijos. Tales pensamientos están protegidos y avalados legalmente. Así podemos ver este ejemplo representado cuando en el divorcio de una pareja, la custodia de los hijos siempre recae sobre la mujer, aún en los casos de custodia compartida es la mujer quien los tiene mayor tiempo.
    • En la actualidad la estructura familiar tradicional con el hombre como núcleo, ya que era el que aportaba el dinero a casa, se ha desestructurado por los divorcios pasando a ser monoparentales y obligando hacer las labores domésticas, profesionales y de crianza, tanto hombres como mujeres, equiparando el tiempo libre de las unas al de los otros. Si bien es cierto decir que por el motivo arriba citado, el de la custodia, es el hombre el que puede salir beneficiado en el tiempo libre.
    • Desde una postura lo más positivo posible y en familias en las que trabajan hombre y mujer tengo conocimiento de que el hombre está colaborando, y digo colaborando porque sigue siendo la mujer quien toma la iniciativa en los trabajos de la casa. Esto facilita que la mujer puede disponer de más tiempo para el ocio y el deporte.

    A modo de propuesta: creo que es labor nuestra como futuros licenciados en FCCAFE la de promover el deporte base y el ocio desde el principio fundamental de la coeducación, ya que en las primeras fases es donde se forman y fomentan los principios de actuación de la vida adulta y así luchar contra los roles socialmente estereotipados del hombre y la mujer.

    ResponElimina
  4. La mujer tiene menos tiempo libre y todavía menos cuando se casa. Así que chicas, no os caséis!
    Fuera bromas.

    En el s. XXI el rol de la mujer en la sociedad ha cambiado y a pesar que en los últimos tiempos tanto la mujer como el hombre disponen de más horas de tiempo de ocio, éste no se disfruta por igual y la causa es el peso de la SUBORDINACIÓN:

    1. Económica: La mujer ha estado subordinada económicamente al hombre, lo que afecta a su actitud y acceso al ocio porque éste necesita de un presupuesto mínimo.
    2. Biológica: Las diferencias entre hombre y mujeres están determinadas
    biológicamente. Muchas mujeres creen estar mejor dotadas que el hombre para la crianza de los hijos, esto solo refuerza su propia subordinación.
    3. Prejuicios sociales del deporte: el deporte de base donde se forman y fomentan
    los principios de actuación de la juventud y adultos. El propio juego ya lleva implícito el rol del futuro papel de madre.

    Son tres ejemplos que pueden hacernos entender por qué en la actualidad existe esta injusticia, porque para mí es muy injusto que por culpa de esta subordinación, la mujer no pueda disfrutar de su tiempo de ocio máxime cuando es tan sencilla la solución: DIVISIÓN DEL TRABAJO DOMÉSTICO.
    La incorporación de la mujer al mundo laboral, la familia tiene que ser la excusa perfecta para demandar que las tareas domésticas se compartan entre hombres y mujeres y que de una vez dejen de recaer única y exclusivamente en la figura de la madre por imperativo social.
    Creo que a pesar de ser una sociedad democrática, España tiene que avanzar y cambiar su mentalidad “machista” que todavía tiene y digo tiene porque el 47% de los hombres no realizan ninguna tarea del hogar, muy lejos de los países nórdicos (menos del 10%), que presumen de igualdad doméstica. Además, el 56% cree que la mujer debe estar dispuesta a abandonar su trabajo en favor de la vida familiar.
    Creo que es un tema muy serio que deben plantearse las instituciones y frenar este sexismo para que exista una paridad en las tareas domésticas porque es algo que está frenando el bienestar y la calidad de vida de las mujeres que parece que tengan que resignarse a dedicar su tiempo libre en favor de unas responsabilidades que deben ser compartidas: hijos, casa…
    Esta presencia desigual se debe a factores políticos y culturales pero cambiarlos está en nuestras manos, tan sencillo como concienciar, desde la escuela por ejemplo, de la importancia y significación de vivir en un Estado de Bienestar que exige la compaginación de la vida laboral y familiar para el disfrute de los placeres de la vida, pero por igual.

    ResponElimina
  5. En primer lloc, vull dir que estic totalment d’acord amb els meus companys quan diuen que aquest fragment del llibre “Promesa y problemas en el ocio y los deportes femeninos”, de Heargreaves, de l’any 1993, reflexa la realitat actual, tot i ser escrit fa més d’una dècada.

    La idea principal del fragment, que és que les dones tenen menys temps d’oci que els homes, es veu reflexada en un estudi que recentment ha presentat la “Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)” amb el que es pretén valorar el desenvolupament d’aquestes societats i mostrar els avanços i els “no avanços” que defineixen als països de la OCDE.

    A continuació exposaré els principals resultats i arguments que s’han extret de l’estudi nomenat i d’un article del diari El País que fa referència al mateix respecte a les greus diferències que encara hi ha entre les dones i els homes pel que fa al temps d’oci:

    - Els homes dediquen, en tots els països de la OCDE, més temps a l’oci que les dones.
    - Els espanyols destinen cinquanta minuts més a la seua recreació diària que les dones, el que al llarg de l’any significa quasi tretze dies menys d’oci. Aquest problema està relacionat amb la lentitud dels canvis socials, ja que la incorporació de la dona al treball remunerat ha estat més ràpida que la dels homes al treball domèstic, segons afirma Gerardo Meil, catedràtic de sociologia de la Universidad Autónoma de Madrid.
    - Els experts expliquen així, de manera unànime, la discriminació de la dona en aquest àmbit: els homes s’involucren menys en les tasques de la casa.
    - Les dones es segueixen sentint més responsables de la seua vida familiar i moltes vegades són incapaces de gaudir dels seu temps o de veure’l com tal perquè sempre tenen l’antena posada en els seus quefers no remunerats, segons assegura Concha Campuzano, decana del Colegio de Sociólogos y Politólogos de Andalucía.
    - A més d’acò, ens diu que els homes tenen millor definit quin és el seu temps d’oci.

    Per finalitzar, conclouré el comentari com ho fa l’article del diari “Ellas se divierten menos”, que ens diu que el temps llliure és símptoma de bona salut i de desenvolupament dels pobles, una arma per aconseguir el benestar social, i un dret a defendre, en igualtat per a ambdós sexos.

    Informació extreta de l’article del diari El País “Ellas se divierten menos”
    http://www.diba.es/cemical/es/actualidad/ficheros/diversionPA28_05_09.pdf

    Francesc Ausias Ros Serra

    ResponElimina
  6. Bueno lo que está claro es que la mujer dispone de menos tiempo de ocio debido a la dualidad de la mujer entre el trabajo y el hogar, ya que emplea casi todo su tiempo entre el trabajo y el hogar y como se ve en el texto, no hay diferencia entre el trabajo y ocio se difumina, ya que como observamos en el fragmento el ocio más predominante entre mujeres casados y con niños pequeños es ver la televisión por las tardes, ya que este ocio pasivo realizado en casa es el que más se adecua a esa posición de la mujer que trabaja y que está al cuidado de su familia, por tanto es lógico que la mujer realice menos practica deportiva, pero no con ello, estoy de acuerdo con ello, ya que la principal solución es la integración del hombre en las tareas domésticas de la casa.

    Por tanto, creo que las tareas del hogar deben de repartirse por igual si los dos miembros de la pareja trabajan por igual, ahora bien, no creo que el que cobra menos tenga que realizar más tareas domésticas, sino que el que más tiempo vaya a estar en el hogar o bien, el que realice menos horas laborales, ya que éste estará más tiempo en el hogar y así poder realizar las tareas domésticas.

    Por otro lado, en cuanto a las estadísticas o datos que muestra una compañera en su comentario lo dicen todo, pero creo que no podemos olvidar que aún estamos pagando la recesión que tuvimos en nuestro país con la dictadura, ya que es normal que en países nórdicos estén más avanzados culturalmente, aunque esa diferencia creo que es cada vez menor, o eso espero; con esto no quiero decir, obviamente que nos conformemos en como está hoy en día la sociedad o esas diferencias de género, sino que debemos hacer todos porque no existan diferencias de género tanto laborales, como domésticas, como deportivas.

    ResponElimina
  7. Continuando en la línea de mi comentario anterior, referente al otro fragmento, creo que se basa en una idea no del todo acertada.
    Hasta hace unos años la circunstancia era como se indica. Sin embargo,actualmente, las mujeres trabajan, se ocupan de sus casa y sus hijos, en la misma medida que los hombres.Se reparten las tareas del hogar y se turnan las horas de cuidar a los hijos , para que los dos puedan disfrutar de su tiempo de ocio.De hecho cada vez son más numerosas las parejas que deciden no tener hijos para seguir teniendo tiempo para ellos, cosa que antes era impensable.
    Antes la vida de las mujeres se resumía en hacerse novias pronto y casarse , para salir de sus casas;vivir para su marido y criar hijos.Creo que esta idea es arcaica.Aunque también es cierto que el machismo da sus últimos coletazos y aún quedan muchas parejas que desempeñan los roles tradicionales.

    En este sentido, el tiempo de ocio, como define la Real Academia de la lengua en una de sus acepciones, es el tiempo libre ( libre de ocupación). Por lo que es independiente del sexo de la persona que lo disfrute.

    En relación con el comentario del compañero Carlos, resaltar la idea de que venimos de una Dictadura, de la cal seguimos sufriendo sus consecuencias.

    ResponElimina
  8. Estoy bastante de acuerdo con los comentarios de mis compañeros y algunos de ellos son de gran calidad. Personalmente considero que no tengo mucho que aportar que difiera de la línea de argumentación que siguen mis compañeros. Partimos de una herencia social machista, somos hijos de nuestra época y todas estas ideologías estereotipadas rondan en mayor o menor medida en nuestras cabezas. Afortunadamente la sociedad evoluciona y estas diferencias sexistas van difuminándose progresivamente, aunque en determinados niveles culturales estos cambios son algo más lentos.

    A mi me gustaría hacer alguna reflexión sobre el término ocio doméstico. Este término captó especialmente mi atención y he estado reflexionando sobre que podría significar esto, si podría condiderarse realmente un tipo de ocio y si fuera así, si los "peones" del citado por mi compañera Elisa en algún comentario 4º poder, como son la industria de la tecnología y el entretenimiento, se están aprovechando de este tipo de ocio.

    Personalemente considero que actividades domésticas como planchar o coser, mientras se está al cuidado de los niños, no tiene mucho que ver con el ocio. Más bien, siguiendo terminologia de Elias y Dunning podrían incluirse dentro de una especie de rutinas de tiempo libre de las mujeres amas de casa.

    No obstante el término ocio doméstico creo que sí tiene cabida en la sociedad actual, es más considero que mueve un mercado muy importante, en el que está representada también la actividad física y el deporte.
    ver la televisión por ejemplo, sería un claro ejemplo de ocio doméstico, como también la sería el uso recreativo del ordenador o las videoconsolas, y no cabe ninguna duda de que estos tres "elementos domésticos" tienen detrás un mercado que mueve tantos millones de euros como de intereses.

    Bien, ¿y qué tendrá que ver esto con la actividad física, el ocio y la recreación? pues considero que mucho.

    Las actividades de ocio doméstico están intimamente relacionadas con actividades sedentarias y una de las "soluciones" a este sedentarismo sería por ejemplo la creación de videoconsolas como la Nintendo Wii, una solución a medias para realizar una actividad fisico-recreativa doméstica.

    Vemos por tanto que se puede hacer mercado de este tipo de situaciones y que el término Ocio Doméstico si podría considerarse como un propuesta de ocio actual.

    ResponElimina
  9. Este segundo extracto nos dice que la falta de tiempo constituye una limitación obvia para el ocio femenino, que las diferencias de oportunidades respecto al ocio aumentan con el matrimonio, y por todo ello, las mujeres no poseen noción real del TIEMPO LIBRE y además debida a esas responsabilidades de las mujeres ( la casa y los hijos) se limitan sus posibilidades de ocio fuera del hogar, por tanto no es sorprendente que el deporte sea una actividad minoritaria para ellas. Como podemos observar reitera todo lo dicho en el extracto ocio y deporte femenino( ver “Pràctica 3 (I): Oci i esport femení “), la mujer tiene más preocupaciones que el hombre, por tanto tiene menos tiempo de ocio, y menos tiempo para realizar deporte o cualquier otra actividad. En definitiva la madre cede su tiempo libre al cuidado de los niños, a las tareas del hogar, al hacer las comidas..etc.

    ResponElimina
  10. Entre hombres y mujeres existe una diferencia abismal en cuanto al ocio, el tiempo libre, es decir, que no gozan de los mismos privilegios. Todo esto se hace aún más visible cuando la pareja comparte matrimonio, ya que para muchas parejas es como si se echasen unas cadenas.

    Como sabemos las mujeres que ya han tenido hijos, se llevan la peor parte o por decirlo así, menor tiempo de ocio y más trabajo casero. Su tiempo de ocio lo relacionan con el tiempo libre fuera de la casa, sin hacer ninguna tarea relacionada con la casa, como la compra...etc.

    Muchas de estas mujeres, desde mi punto de vista creo que estan esclavizadas por parte de los maridos desde el momento que tienen un hijo, ya que se les adjudica las tareas de casa, más las del cuidado del hijo, sin que el marido le heche una mano.

    Por lo tanto estas mujeres deberías de ser ayudadas por sus maridos y poder gozar también de tiempo libre a pesar de tener hijos.

    Así que estas mujeres que han tenido hijos, ya que se les imposibilita o se les hace dificil un ocio fuera de la casa, convierten su ocio en actividades como ver la televisión, coser...etc.

    El mérito de que las actividades deportivas y de actividad física sean minoritarias en este rango de población es debido a estas causas, a la imposibilidad o dificualtad de salir de la casa con niños pequeños.

    Por último creo que las mujeres deben y tienen derecho a un ocio saludable y activo, a pesar de tener hijos.

    ResponElimina
  11. Siguiendo con mi comentario del texto anterior, este fragmento aunque haya sido escrito en 1993, refleja el hoy en día pues la falta de tiempo hace que el tiempo de ocio disminuya y, sobre todo, el de la mujer por raíces históricas como el que ha comentado Carlos.
    Asi pues, el tiempo de ocio que se tenga casi siempre se dedica a realizar actividad física para mejorar el bienestar físico y el psicológico tras el estrés del trabajo. Buscan el divertimento, la distracción y establecimiento de relaciones sociales y/o personales dentro del mundo de la actividad físico-recreativa con el fin de cooperar y trabajar conjuntamente en este ámbito, restando importancia a la competición.
    Y dije casi porque existe otra parte que es lo que texto menciona como ocio doméstico como es el ver la TV o el mundo de los videojuegos que suponen un consumo del 57% en el país, por tanto, estamos ante la era del ocio audiovisual-tecnológico o software de entretenimiento (fuente internet: www.tuexperto.com). Esto viene significando que cada vez la sociedad española es más sedentaria por lo que nosotros como futuros licenciados, podemos enfocar nuestra salida laboral con el fin de crear adhesión a la práctica físico-recreativa en contraposición del ocio doméstico-tecnológico.

    ResponElimina
  12. Mis compañeros han realizado unas reflexiones sobre el texto muy interesantes, las cuales comparto con ellos.
    La sociedad en la que vivimos ha ido experimentando cambios a lo largo del tiempo que han repercutido de forma directa o indirecta en el tiempo de ocio del hombre y la mujer. Uno de estos cambios más destacados e importantes ha sido la incorporación de la mujer en el mundo laboral.
    El estereotipo del hombre trabajador para traer el dinero a casa y la mujer responsable de las tareas domésticas y cuidado de los niños, viene de muchos años atrás y es muy difícil que desaparezca. No obstante, como estamos contemplando en los últimos años, en parte a causa de la inserción de la mujer en el mundo laboral, este estereotipo esta sufriendo algunas modificaciones. La mujer ya no es la única que realiza las tareas domésticas, se trata de una actividad en pareja en la que participan el hombre y la mujer. Al igual que el hombre ya no es el único que trae el dinero a casa, los dos intervienen en ello. Esta claro que dentro de cada unidad familiar la repartición de tareas y ocupaciones será diferente, pero hablamos de forma general.
    Como dice el texto, todas estas tareas, sobretodo después del matrimonio, disminuyen el tiempo de ocio, principalmente en mujeres. Lo más lógico y creo que hoy en día ya lo aplican la mayoría de las parejas, es que los dos participen conjuntamente tanto en tareas de casa, como en cuidado de los hijos. Siempre que los dos tengan un trabajo fijo. Esta claro que si uno de los dos está sin ocupación laboral, es normal que tenga más tiempo para realizar estas tareas, tanto sea el hombre o la mujer.
    A pesar de todo, sigue teniendo la mujer más responsabilidad en la casa, por eso se dice que el tiempo de ocio de la mujer lo pasa dentro de casa planchando, limpiando, cocinando. Podríamos decir que prácticamente no disponen de tiempo libre, aunque creo que los hombres tampoco tienen mucho. Esto repercute en gran medida en la poca participación de las mujeres, o bastante menor que la de los hombres, en actividades físicas y recreativas, a causa de la “ausencia” de tiempo de de ocio.
    En mi opinión creo que si te organizas bien y participas conjuntamente con tu pareja en todo, pueden tener tiempo para todo…

    JORDI CARRASCO LLACER

    ResponElimina
  13. ¡Hola compañer@s!
    Estoy de acuerdo sobre todo lo que habéis mencionado en vuestros comentarios.
    En primer lugar comentar que cierto es, que la gran mayoría de las mujeres realizan los trabajos domésticos, por tanto no disponen de la misma cantidad de tiempo libre para el ocio como los hombres. Éstos utilizan ese tiempo para el esparcimiento y el deporte.
    En cuanto al deporte que practican las personas en el tiempo libre, hay que destacar que es un marco de la vida cultural, en la cual las diferencias de género son fomentadas. También comentar que el deporte, y el ocio en general están disponibles para los que quieran dedicar su tiempo en ello. Aunque como bien dice el texto, el hombre tiene un mayor número de posibilidades, debido a su mayor tiempo libre.
    Aunque cierto es también, que este tiempo libre o tiempo de ocio, es visto en ocasiones como tiempo de descanso y de relajación.
    En los últimos tiempos, ambos sexos disponen de un mayor número de horas para el tiempo libre, debido principalmente a cambios que se produjeron por ejemplo durante la Revolución Industrial.
    Respecto a las diferencias entre hombre y mujeres, también quiero comentar como señala la primera entrada de esta práctica, que la mujer ha estado desde siempre subordinada económicamente al hombre, lo que afecta su actitud y acceso al ocio. Pero hoy en día como la gran mayoría de las mujeres también tienen su puesto de trabajo, no dependen tanto de éste. Pero las mujeres al retornar al hogar, continúan con las tareas domésticas, por tanto su tiempo de ocio está en últimas posiciones (si disponen de algo de tiempo al día claro está). Y menos aún, si tienen algún niño pequeño que cuidar. Bien es cierto como ya ha comentado anteriormente algún compañero, que la mayoría de las mujeres están mejor dotadas para la crianza de los hijos, pero esto no quita que los hombres no tengan que encargarse de la crianza de sus hijos.
    Pero estas diferencias vienen desde edades muy tempranas como comentamos en clase, ya que la sociedad atribuye unos roles diferentes para ambos sexos. A los niños se les regalan balones, coches... y a las niñas muñecas, de forma que parece que hasta el simple juego, las identifica con su futuro papel de madre.
    Por último en cuanto al deporte destaco que lo considero muy importante durante el tiempo de ocio ya que es en el deporte donde se forman y fomentan los principios de actuación de la juventud y adultos, independientemente del sexo.
    Para finalizar, creo que la solución más justa sobre este problema en las parejas, es una mayor división o repartición del trabajo doméstico, para que de esta forma tanto el hombre como la mujer dispongan de más tiempo libre, para así poder disfrutar al máximo de su tiempo de ocio.

    ResponElimina
  14. PRECISAMENTE HACE UNOS DIAS LEIA UN REPORTAJE SOBRE ATLETAS FEMENINAS QUE INTENTABAN COMPLEMENTAR SU TRABAJO CON LA MATERNIDAD. EN LA MAYORIA DE LOS CASOS SUS EMBARAZOS NO HABIAN SIDO PLANIFICADOS YA QUE UN BEBE PODIA ATENTAR CONTRA SU CARRERA DEPORTIVA, SIN EMBARGO, AL VERSE EN TAL SITUACION DECIDIERON TENER A SUS HIJOS Y TRABAJAR DURO PARA VOLVER LUEGO A LAS PISTAS.

    SEGUN CONTABAN, ALGUNAS SUFRIERON EL RETIRO DE LAS AYUDAS ECONOMICAS DE LAS ENTIDADES QUE ANTERIORMENTE LAS FINANCIABAN. POR LO QUE DEBIERON SOLVENTAR POR SI MISMAS SU CARRERA. ¿COMO ES POSIBLE QUE EN PLENO SIGLO XXI AUN SE LE SIGAN DIFICULTANDO TANTO LAS COSAS A LAS MUJERES PARA PODER CUMPLIR CON SU ROL PREOFESIONAL Y MATERNAL AL MISMO TIEMPO?

    ESTAS MISMAS ATLETAS SIN EMBARGO, LOGRARON SUPERAR LOS ESCOLLOS Y CONTABAN QUE TRAS DAR A LUZ VOLVIERON A ESTAR EN FORMA E INCLUSO SUPERARON SUS MARCAS ANTERIORES.

    TAL COMO HAN SEÑALADO ALGUNOS COMPAÑEROS, ESTA CLARO QUE EN ESTE TEMA LO QUE AUN FALTA ES UN POCO MAS DE VOLUNTAD PARA FACILITAR A LAS MUJERES EL ACCESO AL MUNDO DEL DEPORTE.

    ResponElimina
  15. Hola a tots!!!

    Abans que res cal dir que estic totalment d'acord amb allò que diuen tots els meus companys als seus comentaris reafirmant la idea principal del text, on l'autor pretén fer veure la diferència de temps lliure per a la pràctica esportiva de que gaudixen les dones, especialment a mesura que anem entrant en l'etapa adulta, ja que aquest fet és una evidència que podem contemplar en la gran majoria de families de la nostra societat.

    Aixa doncs apart de tot allò que s’ha dit anteriorment pense que aquest fet s’ha produit com a conseqüencia de la figura i el paper que ha tingut la dona al llarg del temps, i encara que poc a poc aquest va equiparant-se amb la figura de l’home, les consideracions que s’associen des de temps ancestrals als papers de la dona dins l’entorn familiar, encara fan patents les diferències existents en quant a les obligacions o pautes d’actuació tant de l’home com de la dona respecte aquest paper a cumplir.

    Així i tot cal dir que la situació actual no és ni de bon tros la de principi de segle, on la dona no tenia cap altra opció que la d’obligar-se a cuidar els xiquets sense tindre dret a gaudir de molts dels plaers dels que gaudien els homes, però açò no vol dir, com intenta remarcar l’autor, que la situació actual siga la correcta ja que la desigualtat encara és evident.

    Per tant cal dir que per anar avançant cap una societat més justa, haurem de ser les persones amb iniciativa pròpia, i especialment els homes, els que ens n’adonem de quines són les desigualtats existents, per així intentar solventar-les i intentar crear situacions i ambients socials on a tots els nivells, i no sols a nivell de la familia, el paper de l’home i de la dona s’equipare i per tant els dos sexes tinguen la possibilitat de gaudir dels mateixos drets i cumplir els mateixos deures sent la relació interna de la parella, i no les concepcions socials i històriques instaurades, els que determinen les funcions i els papers que han d’anar complint diariamnet tant les dones com els homes.

    Vicent Torres Salort

    ResponElimina