dijous, 11 de març de 2010

Pràctica 4 (II): Reflexions al voltant del joc i del jugar

Sempre que es juga hi ha diversió?

9 comentaris:

  1. Según Huizinga el juego es una acción ú ocupación libre.
    Si entendemos que el si no hay placer no hay juego,podemos decir que siempre que se juega debe haber diversión.
    De todas maneras este sentido es un poco restringido por eso vamos a verlo desde otro punto de vista.

    El juego si se realiza en el tiempo libre, el/la persona que lo realiza será por decisión própia y porqué le apetece o le gusta.
    De esta manera si le gusta obtendrá placer de la acción i por consecuente pienso que diversión.

    No obstante y haciendo referencia ala primera pregunta, si hay alguien que juega obligado (porqué se lo exige el contexto) supongo que no le será divertido en un principio, aunque después pueda cambiar de opinion y disfrutar del juego.

    Para finalizar voy a decir una experiencia mía.
    Mi padre siempre que he estado jugando con mis hermanos a algún juego de manos nos ha dicho: "Parad que terminareis llorando". Para nosotros siempre el juego era divertido en un principio pero al final siempre se llevaba la razón mi padre. Terminabamos llorando.
    Por eso puedo decir que siempre que se juega hay diversión otra cosa es como termine el juego o como empieze.

    ResponElimina
  2. “El juego es una forma de comportamiento que incluye tanto dimensiones biológicas como culturales, que se define difícilmente por eliminación de los demás comportamientos, pero que se distingue por una variedad de características. Es AGRADABLE, INTENCIONAL, SINGULAR en sus parámetros temporales, de manera cualitativa ficticio y debe su realidad a la irrealidad”. (Blanchard y Cheska, 1986).

    Si nos ceñimos a definiciones como ésta, entre otras tratadas en clase, las respuestas a si se puede obligar a jugar, a si siempre que se juega hay diversión, etc. estarían claras. Nosotros, mi grupo, en la práctica de esta semana donde debatimos sobre éstas preguntas, no nos guiamos tanto en el sentido estricto o puro de juego, sino que previamente diferenciamos entre ‘jugar’ intencional y voluntariamente, con alto grado de implicación, donde uno disfruta plenamente, y ‘participar en el juego’, que bien puede dar a entender goce y disfrute de esa participación, o no, por ejemplo, si a uno le obligan a jugar, estaría participando en el juego, pero el grado de implicación sería mínimo, perdería para él la esencia el juego, su participación se daría por aspectos extrínsecos, en este caso, el sentirse obligado a, y no por motivación intrínseca.

    ¿Siempre que se juega hay diversión? En mi opinión no, no SIEMPRE que uno juega está disfrutando del juego, y volvemos a lo de antes, si uno simplemente participa en el juego, pero sin ganas, obviamente, en principio no estaría divirtiéndose, aunque podría darse el hecho de que se empezara a jugar sin ganas y terminar siendo el más participativo, y el que más disfruta; y es que el juego al fin y al cabo es eso, es efímero y cambiante durante su desarrollo, que varía en función de muchos aspectos internos a él.

    Si nos basamos en una concepción más estricta de juego donde uno de los aspectos que lo caracterizan es el lúdico, podríamos decir que jugar lleva implícito divertirse, y es posible que muchos compañeros lo entiendan así. Yo entiendo el aspecto lúdico como un factor deseable, buscado en el juego, pero no por ello va a darse siempre.

    Saludos!

    ResponElimina
  3. HOLA..!!!

    ESTOY DE ACUERDO CON LOS COMENTARIOS ANTERIORES. EN REALIDAD JUGAR NO SIEMPRE SIGNIFICA TAMBIEN DIVERTIRSE, PERO ASI COMO OCURRE MUCHAS VECES EN EL DEPORTE, AUNQUE EN UN PRINCIPIO NO NOS APETEZCA MUCHO, LA MAYORIA DE LAS VECES ACABAMOS DISFRUTANDOLO.

    COMO EN TODO, CREO QUE ES IMPORTANTE TENER UNA ACTITUD POSITIVA FRENTE A LA OPORTUNIDAD DE PARTICIPAR EN UNA ACTIVIDAD LUDICA, ASI SERA MAS PROBABLE QUE DISFRUTEMOS DE ELLA.

    ResponElimina
  4. El juego conlleva muchas actitudes dentro de su esencia. También es una manifestación cultural, una manifestación de comportamiento.

    Por lo tanto siempre que se juega no hay dversión. Lo normal es que uno juego para divertirse, para distraerse, para entretenerse, para ocupar su tiempo libre. Pero no siempre es así.

    Mucho juegos pueden producir otras maniefestaciones como euforia, rabia, agresividad, rencor, picaillas...es decir, no siempre uno va disfrutar jugando.

    En el juego y sobre todo en los niños, siempre surgen esas disputas por quien gana y quien pierde, no ven la esencia de jugar y divertirse, alguien tiene que ser el ganador y alguien el perdedor.

    Pero si que creo que es básica y elemental, taransmitir a nuestros pequeños, que cuando uno juega, lo más importante es la participación, la diversión, esos valores instrinsecos que conlleva el juego, y no el simple hecho de ganar o perder a modo de competición. Habrá que enseñarles el juego puero desde pequeños y no la competición.

    ResponElimina
  5. Creo que mis compañeros han acertado en gran parte de lo que dicen, al menos yo estoy con ellos.
    Estamos ante una cuestión un poco subjetiva para cada persona, ya que cada individuo tiene una forma de entender lo que es jugar y lo que es diversión. Según la enciclopedia Wikipedia “El juego es una actividad que se utiliza para la diversión y el disfrute de los participantes, en muchas ocasiones, incluso como herramienta educativa. Los juegos normalmente se diferencian del trabajo y del arte, pero en muchos casos estos no tienen una diferenciación demasiado clara”.
    Por tanto estaríamos hablando de que el juego se utiliza para la diversión, pero siempre que se juega no hay diversión. Es decir, para divertirnos podemos utilizar el juego, esto es obvio, pero puede ocurrir que este jugando a un juego y no me divierta por muchas razones: porque no me gusta el juego, porque estoy perdiendo, etc.
    Tenemos que intentar que la gente, sobretodo los niños, no asocien el juego en competición y en ganar. Intentaremos inculcar valores de participación i diversión, de esta forma los términos juego y diversión estarán más ligados.

    JORDI CARRASCO LLACER

    ResponElimina
  6. El juego no siempre implica diversión, bajo mi punto de vista el motivo principal por el cual cuando jugamos no siempre nos divertimos es básicamente el componente de competividad que implica la mayoría de los juegos. En un juego siempre hay uno que al final gana y obviamente uno que pierde, no siempre el que pierde es el que no se divierte, pero por regla general es así.
    Otro factor que hace que el juego no siempre implique diversión es que muchas veces no todos los participantes quieren jugar al mismo juego, al final se llega a un consenso para jugar a un juego en común, pero siempre hay gente que preferiría jugar a otro juego y que se tiene que conformar y participar en el juego.
    Por otro lado, el juego es una actividad que va perdiendo participación y componente lúdico a medida que avanzamos en él, es decir, que si mantenemos el mismo juego durante cierto tiempo al final se acaba aburriendo, por lo que un aspecto principal para que el juego divierta es no mantenerlo durante mucho tiempo, para que no se convierta esta actividad en algo monótono y rutinario, ya que entonces pierde en totalidad su aspecto lúdico.
    El juego esta creado para divertir, pero si se utiliza mal o en un contexto no adecuado puede convertirse en algo opuesto a la diversión.

    ResponElimina
  7. El juego es una actividad utilizada para la diversión y el disfrute de los participantes, así como herramienta educativa Todos nosotros hemos aprendido a relacionarnos con nuestro ámbito familiar, material, social y cultural a través del juego.
    Ahora bien aunque el juego es entendido como algo lúdico, divertido en el cual se busca un momento de esparcimiento de uno mismo, existe la posibilidad de que un determinado juego a uno le pueda gustar mucho y otro no alcanzar su estado de felicidad con el juego ya que no se siente realizado.
    En los juegos al igual que en el deporte, al final siempre aparecen niños o personas que destacan sobre otras porque comprenden mejor el juego, su significado, así como la dimensión del mismo. De este hecho viene pues el debate de si jugar siempre es divertido. En cualquier ocasión que se plantea un juego, siempre habrá detractores al mismo, todo vendrá precedido por la capacidad del niño a la hora de adaptarse al mismo y por la capacidad el juego para cubrir las necesidades emocionales e intelectuales del niño.
    Por tanto el juego es útil y es necesario para el desarrollo del niño en la medida en que éste es el protagonista, debe permitir a los niños funcionar de forma autónoma, así como facilitar las condiciones del juego para que la mayor parte de los participantes se sienta atraído por el mismo y también realizados.

    ResponElimina
  8. En mi opinión, creo que no siempre hay diversión dado que aunque el fin principal del juego es divertirse, es cierto que la hay pero a medida que se va desarrollando el mismo, pueden surgir otros aspectos como la falta de motivación, agresividad, aburrimiento…pero como futuros profesionales debemos tratar que esto ocurra en los niños, es decir, debemos provocarles cognitivamente una transferencia positiva y/o visión positiva del juego inculcándoles valores como participación, cooperación así como una visión social del mismo.

    ResponElimina
  9. Como comenté en la primera parte de la práctica, la diversión es una de las metas que se intenta conseguir al jugar.

    Definimos diversión como el uso del tiempo de una manera planeada para el refresco terapéutico del propio cuerpo o mente.

    Creo que viene relacionado con la primera parte porque para conseguir lo que la definición explica hay que tener una predisposición, motivación y voluntad de querer divertirse practicando un juego que guste en general.

    Si no se consigue dichos factores será muy difícil que practicando cualquier juego lleguemos al punto de satisfacción y diversión.

    ResponElimina