dilluns, 1 de març de 2010

Agafem-nos el treball amb humor...

Hui fa un any que ens va deixar l'actor Pepe Rubianes. Els seus monòlegs i opinions s'allunyaven del políticament correcte i estaven plens d'acidesa crítica. Ací teniu un tall del seu espectacle Rubianes, sólamente on fa referència al treball:

11 comentaris:

  1. Buenas tardes!!
    La verdad es que Pepe Rubianes expone crítica y humoristicamente la visión del trabajo en las sociedades actuales. Y aunque sí me gusta el tipo de humor característico de los monologuistas espero que este fragmento no sea representativo de su manera habitual de expresarse ya que considero innecesario decir tantos insultos y expresiones malsonantes y vulgares para hacer reír. Creo que el verdadero mérito de los monologuistas está en hacer un humor crítico e inteligente y no en utilizar estas expresiones de risa fácil que desvirtuan su brillante actuación.

    Quiero pedir disculpas por mi particiapción porque seguramente la intención de Pere Molina no sea la de que critiquemos el vocabulario utilizado sino más bien la de escuchar una posición crítica de la tan elogiada labor del trabajo, pero es que estoy cansado de que se fomente la vulgaridad como medio de alcanzar el éxito, las risas, la fama,etc. Y es que ya nos desbordan diariamente en la TV los programas basura (gran hermano, mujeres y hombres y viceversa, sálvame y otros muchos), como para que la cultura monologuista también se deje llevar por estas banalidades.

    ResponElimina
  2. El trabajo dignifica…..esto me da que pensar.

    Nos pasamos la vida estudiando, y estudiando, adquiriendo conocimientos teóricos que luego no son suficientes y hacen falta los prácticos para saber más y mejor, y tener una mayor experiencia en aquello con lo que te vas a enfrentar el día de mañana y saber llevarlo a cabo de la mejor manera. Pero, resulta que tampoco es suficiente y tienes que estudiar y experimentar todavía más y de manera más especifica y profesional para ser un experto, el mejor, y el que más recursos tiene sobre aquello a lo que te vas a dedicar en un futuro y que sea digno de todo el bagaje que has ido acumulando durante años y años.
    Pero, yo me pregunto… ¿a que te acabas dedicando? ¿qué es lo realmente digno?

    Acabas trabajando en lo primero que te sale, porque solo tienes ganas de meterte en el mundo laboral y cada mes ver en tu cuenta corriente que has recibido la nómina correspondiente, ya no piensas si es lo suficiente bueno o posicionado para todo lo que has estado “currando” durante años para conseguir un buen nivel de empleo y salario.
    Te metes en el mundo laboral y no paras de trabajar. Trabajas y trabajas y cada vez son mayores las obligaciones, el tiempo dedicado al negocio (que no al ocio) y la remuneración sigue siendo la misma, si no es que se ha visto reducida.
    Al final te acabas dando cuenta de que la relación volumen de trabajo-cantidad de dinero ingresado no es directamente proporcional, si no inversamente. Y que tu currículo vitae, es su total extensión de master´s, cursos, carreras universitarias, idiomas, prácticas, cursillos, seminarios, voluntariado…etc. sirve para bien poco.

    Entonces hechas un vistazo a la realidad y observas que tu jefe no tiene ni 1/5 parte de formación y estudios de los que tienes tú, pero sin embargo es tu jefe y su cuenta bancaria, en cambio, quintuplica la tuya; y no hablemos de su jornada laboral… seguro que esta el día entero viendo pasar 40 azulejos por minuto con 15minutos de descanso para ir al baño y comerse un bocadillo. Seguro!

    ¡Y con todo esto nos quieren hacer creer que el trabajo dignifica al hombre! Ya claro, que se lo digan al barrendero municipal o al sepulturero…

    Desde mi punto de vista, no creo que el trabajo dignifique al hombre, si no que, es el hombre quien dignifica la tarea que esta realizando. Un empleo puede ser mejor o peor (¿quién lo determina?, ¿la cualificación de quien lo lleva a cabo?, ¿La remuneración que se obtiene por desempeñarlo?, ¿La dificultad que conlleva?, ¿Las horas de dedicación?) y la persona que lo realice más o menos cualificada para ese puesto, pero sin embargo, si este esta llevado a cabo con una mayor dedicación, motivación, interés de la persona que lo hace… etc. es cuando adquiere dignidad.
    Una misma tarea puede llevarse a cabo de mil maneras diferentes, pero sin duda, la mejor y más digna será aquella que este hecha con interés, con ganas de realizarla y disfrutando en cada momento de su proceso.

    No creo que las personas debamos formarnos y adquirir conocimientos cada vez más técnicos sobre un determinado trabajo, porque al final no sabes si te vas a dedicar a ese o a cualquier otro. Por el contrario, pienso que debemos esforzarnos en aprender y mejorar en realizar cualquier tarea que se nos presente de la manera más digna. Entendiendo digna como presentarla como tal , como única y especial. Disfrutando de aquello que se esta realizando,como dice el post: "con humor".... Ya que esto nos servirá en cualquier trabajo en el que nos encontremos. Y además, repercutirá en nuestro estado anémico y bienestar.

    ResponElimina
  3. David Parra:
    Hola, a través de este monólogo Pepe Rubiales realiza una crítica del sistema capitalista dominante en las sociedades occidentales, en las que el trabajo dignifica y da sentido a la vida de las personas ya que de esta forma se les considera seres útiles e integrados en dicho sistema.

    Esta forma de entender el trabajo implica restricciones, disciplina, obligaciones que condicionan la vida y los intereses de cada persona quedando supeditados a la tarea de trabajar. De esta forma, se limita la capacidad crítica y reflexiva de las personas, educándolos desde la infancia para integrarse y reproducir dicho sistema.

    Al mismo tiempo, coincido con mi compañero Toni en cuanto a la utilización del lenguaje a la hora de exponer el monólogo, destacando que si la finalidad es divertir al espectador a la vez que se crítica e ironiza con situaciones de la vida real, también se pueden emplear argumentos que se distancien de insultos y palabras malsonantes. Sin embargo, la finalidad del monólogo es hacer reír y pasar un buen rato a los espectadores y los medios o argumentos para alcanzar dicho objetivo dependerán de las respuesta del espectador.

    ResponElimina
  4. Entiendo este monólogo de Pepe Rubianes como una crítica humorística hacia la sociedad actual y en concreto a la dignificación del trabajo.

    Como dice Pepe Rubianes en la primera parte del monologo, todos no tenemos la suerte de recibir una herencia de nuestros familiares que nos evite trabajar o simplemente que no podamos estar solo estudiando 5 años de carrera sin tener que trabajar por las tardes o incluso por la noche como nos ha ocurrido a muchos de nosotros.

    Los que hemos pasado por esta situación sabemos lo difícil que se nos ha hecho conseguir la licenciatura, la mayoría lo hemos hecho con el objetivo de optar el día de mañana por un trabajo que nos guste, que nos haga sentirnos realizados y por supuesto con un buen sueldo que nos permita vivir menos agobiados aunque solo sea económicamente, para quizá poder más adelante decirle a nuestros hijos ¡Tu estudia que para trabajar ya estoy yo!

    No me atrevo a decir si el trabajo dignifica al hombre, que sí trabajas eres mejor o peor, pero lo que sí considero es que es Necesario para muchos de nosotros y que si no lo hiciéramos no podríamos ni comer, ni pagar la casa, ni poder seguir estudiando...

    ResponElimina
  5. Bon dia a tots¡

    Coinxidisc en el meu companyer i amic Alberto Montes que aquest monóleg realitzat per Pepe Rubianes es una mera crítica humoriística enfocà a la societat actual, concretament del sistema capitalista en les societats occidentals a on el treball dignifica (la dignificació del treball).

    A mi personalment m'encanten els monólegs i més d'una volta he intentat fer algún en els meus amics algun fin de semana en algun local; respetant 100 % a Pepe Rubianes crec que utilitza a lo millor unes paraules i expressions un poc fortes o fores de context, ja que utilitza molts insults i paraules vulgars.

    Pero d'altre punt de vista i entenent un poquet aquest món, si que és veritat que a voltes cal utilitzar-les aquestes paraules per a fer entendre a la gent o per involucrar-los en el tema que està intentat transmetre a la gent, encara que a lo millor pots medir les paraules.

    Per això es contradictori, com diu el meu companyer Toni Tàrrega utilitza paraules vulgars, pero tambè com acabe de dir moltes voltes sino les utilitzes, encara que siga per a fer riure, no fas que la gent t'escolte o lis provoque interés, al riures i volen escoltar en més atenció el que esta dient i en conclusió m'agradat molt i considere molt oportú aquest monóleg.

    Parlant un poquet sobre el monóleg de Pepe Rubianes, cal dir que te raó que molta gent no conta en els recursos familiars o personals necesaris per a traures la llicenciatura fàcilment, i té problemes a lhora de pagar, etc... Pero te tens que plantejar una cosa i és un dit molt comú... qui algo vol algo li costa, i tens que pensar en el futur en la posició que vols ocupar, i en la teua propia formació que ens va a donar la llicenciatura, asignatura per asignatura, i com no un futur laboral excel-lent (no per a tots).

    No me vec capacitat per a dir si el treball dignifica a l'home. Pero a lo millor després de comentar un xicotet comentari, cal pensar que desde el meu punt de vista el treball no dignifica a l'home ja que un treball o tarea es pot fer de diverses formes, pero la més adecuada desde el meu punt de vista és aquella que la realitzes amb interés i el teu propi criteri, fent el que desitges i desenvolupant-la el millor posible i sense ninguna obligació.

    ResponElimina
  6. Una máquina este señor. Tiene más razón que un santo. A no ser que se te aparezca la virgen (en este monólogo lo explica a través de la posible herencia de un familiar)te toca lo que al resto del mundo, trabajar. Después te lo pueden vender como que es una aventura única. Sin embargo hoy por hoy si quieres sobrevivir ya sabes lo que toca, trabajar.

    ResponElimina
  7. Buenas tardes,
    Dicen que el trabajo dignifica… ¿Habrá alguien que lo piense? ¿Será por eso que trabajamos? Mira si dignifica, que el Gobierno ha propuesto alargar dos años más la edad de jubilación y quiere tenernos dos años más dignificándonos…

    En el momento social que vivimos, trabajar se ha convertido en un privilegio y el concepto ha cambiado porque la gente está tan desesperada que vive parar trabajar y no trabaja para vivir, y así es imposible que el trabajo pueda dignificar.
    Si el trabajo dignifica es porque, ya que es algo que nos va a acompañar hasta los 65 años, nos puede ayudar a realizarnos como persona y si conseguimos que ese trabajo sea el reflejo de los años que hemos dedicado a nuestros estudios, mucho mejor.
    Nadie nos obliga a trabajar, pero el sistema nos invita implícitamente a ello: querer independizarse, formar una familia, viajar, comer, tener coche propio… es nuestro destino porque el dinero no llueve del cielo.
    El trabajo como acción no dignifica, sino que cada persona es la que dignifica cada trabajo. Es digno en la medida que te permite desarrollar tus cualidades profesionales, en la medida que te permite demostrar que vales para aquello para lo que te han contratado, que te permite respetar, trabajar en equipo en un buen ambiente de trabajo, y ver que tu trabajo sirve para algo. Conjugar todo esto con un salario digno es algo más difícil, pero no imposible.

    ResponElimina
  8. Este gran monologuista como fue Pepe Rubianes, que falleció el año pasado es un grande entre los grandes humoristas, como ya se ha comentado, realiza una monologo irónico y con mucho humor sobre la dignificación del trabajo.

    Criticando que vvimos por y para el trabajo, que no por estudiar una carrera como hacemos nosotros ganaremos más que otros o incluso lleguemos a trabajar de esto, espero que si, pero si cada uno de nosotros llega a ese puesto que tanto desea, seguramente sea más dignamente que muchos "jefes" o empresarios, o "hijos de.." que están ahí arriba o en dicha empresa por la herencia, apellido o llamemosle como se quiera, no tengo nada más que añadir, ya que estoy totalmente de acuerdo con los comentarios de mis compañeros y poco más puedo añadir sobre este tema en concreto.

    "VIVIMOS PARA TRABAJAR"

    ResponElimina
  9. EL TRABAJAR según PEPE RUBIANES, este actor refleja toda persona y, en definitiva, la sociedad la cual debería tomarse el acudir al trabajo desde el punto de vista del humor aunque creo que sobran tantas palabras malsonantes.
    De todas maneras, todo lo que en la sociedad de hoy en día en la que predomina que el trabajo nos dignifica me da que pensar porque si no tienes trabajo por diferentes motivos, ya no eres una persona digna y honrada?. Esos motivos pueden ser por falta de estudios, falta de ofertas, aumento de paro, crisis…en fin una mezcla de todo esto es lo que ocurre en nuestro país. Esto por un lado. Pero, por el otro, no puedes acceder ese “trabajo digno” por falta de formación y/o experiencia y, entonces, sigues formándote y formándote y aún así no es suficiente….¿hasta dónde llegaremos? A que nada nos lo tomemos con humor.

    Pero si consigues un trabajo, solamente vivimos para él y, por tanto, el tiempo de ocio y tiempo libre se olvida con el fin de aumentar el sueldo y llegar a fin de mes o simplemente la formación que se ha ido recogiendo no la tienen en cuenta. Entonces….¿dónde está la dignidad en estudios-formación en relación al trabajo? Esto se ve mucho en nuestro ámbito donde hoy en día cualquiera puede ejercer lo que nosotros nos tiramos 5 años estudiando y formándonos para que otros nos quiten el caramelo….eso también es dignidad??
    Visto lo visto…la dignidad en el trabajo no existe pero como no queda otra cosa que en este mundo para sobrevivir que no sea el trabajo…pues nada a trabajar para vivir!!!

    ResponElimina
  10. Con respecto al monologo de Pepe Rubianes, nos esta hablando de el trabajo en la sociedad actual, es decir, una crítica humorística.

    Claramente en la sociedad actual en la que nos ha tocado vivir, el trabajo esta visto desde un punto de vista particular. Este punto de vista es el que Pepe nombra y aclara como que el "trabajo dignifica, honra..." es decir, hay que trabajar en la vida para ser una persona activa, satisfecha, honrada.

    Bueno desde mi punto de vista creo que si que es verdad, que el trabajo es necesario en la vida, ya que sino una persona no se sentirá útil en su vida.

    Desde otro punto de vista, existen personas que trabajan con mayor o menor amor y vocación por su trabajo, lo que esto hará que el trabajo se realice con mayor o menor éxito.

    Otra de las cosas que quiero aclarar con respecto a los comentarios de algunos de mis compañeros, es la manera de hacer humor de este monologuista. Esta manera a través de bulgarísmos, insultos, barbaridades creo que es una manera de hacer humor, de la que creo que las personas no se van a asustar y saben y entienden que estan dichas para hacer reir.

    Y por último decir, que en esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, no trabajes y veras lo que te pasa, a la ruina divina. Por lo tanto es un medio de vida "El TRABAJO".

    ResponElimina
  11. Buenas, en primer lugar quiero decir que estoy de acuerdo con muchos comentarios que preceden al mío, sobre todo en lo referente a que los humoristas que se dedican a realizar monólogos tienen un talento más que evidente, eso sí, no es necesario hacer del insulto el pilar de sus actuaciones.
    Pepe Rubianes, trata con una crítica agresiva y directa, más que con ironía y sarcasmo, un término que define al hombre, junto con otros como razón, sentimientos, etc. De hecho, desde que el mundo es tal y como lo conocemos el hombre ha venido trabajando sin descanso.
    Tampoco existe ninguna duda, que según la cultura y la evolución de esta, el trabajo se puede entender de diferentes maneras, incluso dentro de una misma cultura los individuos que la integran lo pueden entender de diferente manera.
    En lo que se refiere a la evolución del término, cabe destacar que desde sus orígenes no se ha asociado a una actividad gratificante y dignificante, de hecho en muchas fases de nuestra historia ha sido desempeñada única y exclusivamente por las clases sociales más bajas: esclavos, siervos, proletarios, etc. Mientras que las clases más pudientes se dedicaban a disfrutar de los beneficios de ese mismo trabajo.
    Llegados a este punto cabría matizar las características del trabajo, sobre todo en lo referente a condiciones y remuneraciones. Es entonces cuando se define claramente las connotaciones positivas y negativas de la actividad, que aunque son subjetivas en esencia, suelen coincidir en un porcentaje amplio de los individuos que conforman las sociedades. Porqué estaremos de acurdo que trabajar en una obra, cadena de montaje, empresa de limpieza, o en un telar chino por poner algún ejemplo, con todo mi respeto a esos trabajos, difiere en condiciones y remuneraciones de ser ministro, ejecutivo de una empresa, médico o hijo de constructor bien avenido. Sin que esto quiera decir que los reseñados en último lugar, tengan una calidad humana superior, ni mucho menos.
    No es menos cierto, que la preparación y formación puede encauzar la profesión y por ende el trabajo que vayamos a desarrollar, no obstante habría que plantearse qué nivel de justicia social existe en las diferentes sociedades en la relación trabajo / preparación. Además, no hay que olvidar que la diosa fortuna juega (destino, llámese como se quiera) un importante papel en todo esto, ya que dependiendo del seno de la familia en que se nace, tenderemos unas posibilidades u otras. Porque no es lo mismo nacer en Timor oriental que en E.E.U.U., y no es lo mimo nacer en una familia de mineros que de banqueros.
    Con todo ello, quiero decir que el resquemor que se intuye en el monologo de Pepe Rubianes, puede tener su base en algo de todo lo que he querido plasmar en mi humilde comentario.
    Por cierto, se me olvidaba mencionar y referir una “nueva” tendencia laboral, de práctica habitual en nuestro país, y es la de cómo mi trabajo es un “asco” y cobro una …, mejor me tiro la manta al cuello y que trabajen otros por mí, y si me presionan me voy de baja a casa porque me están haciendo mobbing y estoy burn out. Llevando a cualquier organización empresarial a una espiral de mal estar en continuo crecimiento, promovida en muchas ocasiones por la propia patronal (apretando hasta asfixiar por las ansias de plusvalía).
    Para finalizar diré, que en no pocas ocasiones el humor es la única salida.

    ResponElimina