dijous, 4 de març de 2010

Pràctica 3 (I): Oci i esport femení

Heargreaves, J.. (1993): Promesa y problemas en el ocio y los deportes femeninos. En J. I. Barbero (ed.): Materiales de sociología del deporte, Ediciones de La Piqueta, Madrid, pàgs. 109-132.

Existe un innegable vínculo entre rentas, poder cultural y relaciones de género: las mujeres han estado subordinadas económicamente a los hombres, lo que afecta directamente a sus actitudes y acceso al ocio. La familia nuclear es, efectivamente, una unidad económica dentro de la cual el esposo/padre es definido como la principal fuente de ingresos, cuyo trabajo es necesario para satisfacer las necesidades del hogar y la familia, y que se ha ganado el derecho al ocio. La esposa/madre, por el contrario, es definida en términos de su dependiente rol de ama de casa, para quien el dinero y el tiempo de ocio son una especie de ‘bonos’. (pàg. 115)

15 comentaris:

  1. A la societat en què visquem i, encara existeixen problemes de gènere? Realment e injustament el que diu el text és ben cert, encara que poc a poc anem evolucionant i pareix que la societat vaja igualant-se en relació a aquests termes.

    Temps enrere, quan la majoria de famílies depenien del sou del pare, si que es pot dir que l’home estava al càrrec de la casa perquè bàsicament era ell l’única font d’ingressos. La mare estava encarregada de les feines domèstiques i sobretot del cuidat dels seus fills i la seua família. Eren altres temps, la dona estava molt restringida no sols per l’esmenta’t abans sinó també pel poder que en aquella època dominava. L’oci per a elles era quasi inexistent perquè el seu treball era el cuidat de la família i, per tant, això ho feien al llarg del dia. L’home, per contra, quan acabava la seua jornada de treball tornava a casa i la dona es ficava a la seua disposició, aleshores, aquest si que tenia accés a l’oci.

    Referent a l’esport, la dona no disposava de temps ni de suficient recolzament per a desfruitar-lo ja que aquest era bàsicament practicat sols per homes. La dona que intentava gaudir de l’esport era considerada com a masclista, entre altres barbaritats. Per tot açò, han tingut que lluitar per poder superar aquest tipus de barreres creades per estereotips socials i culturals, i poder aplegar fins on estem avui.

    Però, creem que avui les dones estan considerades o estan al mateix nivell social i cultural que els homes? Per desgràcia jo crec que no del tot. La dona està en alguns casos reconeguda d’igual manera però en altres encara no. Un exemple podrien ser els sous que guanyen algunes dones fent la mateixa feina que els homes. Per desgràcia són inferiors. Altre aspecte hui en dia dominant és la dona com a ama de casa. Existeixen famílies on la dona encara està al càrrec de l’home, però crec que poc a poc açò va desapareixent i anem alternant les feines domèstiques així com el cuidat dels fills, és a dir, ho compartim tot en la dona sense cap tipus de desigualtat. És una forma de gaudir d’un oci de manera compartida, i ja no sols l’home siga el que ho faça.

    Referent a l’esport passa el mateix. Les dones tenen assignats uns ideals d’esport més dèbil, més precís... En canvi, els homes són forts i practiquen esports més forts, més violents... Perquè no deixem a banda aquests estereotips i practiquem cadascú l’esport que li agrade? És que no som iguals?

    Per finalitzar, m’agradaria fer referència a una dita que l’altre dia vaig veure a la televisió i jo l’he transformat d’aquesta manera. És la següent: “La dona té que fer el doble per a aconseguir la meitat”. M’explique: Un clar exemple el tindríem amb el futbol. Les dones del Llevant femení (possiblement el millor equip a nivell nacional) deu fer el doble o més (en publicitat, en Tv, en financiació, etc.) per a aconseguir la meitat del que aconsegueix l’equip masculí. I així i tot, sol ser insuficient. Reflexionem sobre aquesta dita.

    He trobat alguns articles en la web que vos poden resultar interessants de llegir ja que parla de l’home, la dona i l’activitat física. A més un d’ells parla del temps lliure.

    •http://www.efdeportes.com/efd55/miedos1.htm

    •http://www.efdeportes.com/efd28/adcuest3.htm

    •http://www.efdeportes.com/efd42/mujer.htm

    ResponElimina
  2. Este texto, sin duda, deja entrever con las afirmaciones que realiza, que data ya de hace un cierto tiempo.

    Dichas declaraciones hoy nos parecen sexistas, casi intolerantes, suenan incluso mal, aquí una serie de frases que se extraen del texto expuesto: las mujeres han estado subordinadas económicamente a los hombres, el esposo/padre es definido como la principal fuente de ingresos, la esposa/madre, por el contrario, es definida en términos de su dependiente rol de ama de casa.
    Esta serie de perlas que se pueden leer en el breve párrafo, debemos situarlos dentro de un contexto, hace ya unos cuantos años, y para el bien de la sociedad decir que hemos logrado derrumbar estas barreras, teniendo la mujer la misma autonomía que los hombres, puesto que hoy en día son más las parejas en las cuales, trabajan los dos, echando las cuentas a medias. Incluso en algunos casos la que trabaja es la mujer y el hombre ejerce el cuidado de la casa, aunque en este caso sí, lo vemos llamativo.

    Sin embargo, pese al avance que hemos logrado en dichos aspectos, no hemos conseguido abolir las etiquetas impuestas por la sociedad para el desarrollo de diversas actividades entre hombres y mujeres.

    La relación con el deporte ha ido aumentando hoy en día para las mujeres, las cuales, si cuyo tiempo lo permite no dudan en reunirse para ir andar, nadar o realizar actividades como aeróbic, mientras que los hombres se reúnen para ejercitarse en centros deportivos, peñas de deporte, ciclismo…
    Todo esto es fruto de una mayor igualdad entre ambos sexos, algo que sinceramente pienso que es totalmente acertado, puesto que ambos debemos disponer de las mismas oportunidades, dejando aquellas estructuras sociales anticuadas y mirando por el bien de ambos.

    ResponElimina
  3. DESIGUALDAD, TAMBIÉN EN EL OCIO
    En los últimos tiempos tanto la mujer como el hombre disponen de más horas de tiempo de ocio que en épocas anteriores debidas a los progresos sociales gracias a la revolución industrial entre otros motivos. El tiempo de ocio es visto como un tiempo fundamental y necesario en la vida de las personas para disfrutar del descanso, de relax, de actividades recreativas, turísticas, deportivas… de hacer algo diferente a lo que normalmente ocupa el tiempo de trabajo y responsabilidades.
    Generalmente las mujeres realizan los trabajos domésticos y por lo tanto no disponen de la misma cantidad de tiempo para el ocio como los varones, que utilizan ese tiempo para el descanso, el esparcimiento y el deporte. Este hecho es una realidad pero no por ser lo común es lo más adecuado, es evidente la situación de desigualdad que se presenta entre mujeres y hombres.
    Otra cuestión es que el ocio necesita de un presupuesto mínimo. Si hablamos de la clase media trabajadora, hay dificultades económicas. Lo que primero se resiente es el dinero para el ocio. Además, si se considera que los ingresos “pertenecen” a la persona que trabaja y mantiene el hogar económicamente, es él el que dispone de un dinero para el uso personal.
    Tradicionalmente la mujer ha estado subordinada económicamente al hombre, lo que afecta a su actitud y acceso al ocio. En las sociedades capitalistas, el dinero determina el valor de las tareas con lo que el trabajo realizado en casa se valora menos.
    Por otra parte, la mayoría de las mujeres que trabajan fuera de su casa, vuelven a ella para continuar con las tareas domésticas y su tiempo de ocio está en el lugar último de sus posibilidades. Es evidente la limitación del ocio en las mujeres y ello repercute directamente en la práctica físico-deportiva femenina. La mayoría de las limitaciones en el ocio femenino afectan más a las mujeres de clase media trabajadora que a la clase alta debido a la falta de tiempo y dinero.
    Socialmente está reflejada la creencia de que las diferencias entre hombres y mujeres en las tareas domésticas están determinadas biológicamente y por tanto se consideran como algo natural. Muchas mujeres creen estar mejor dotadas que el hombre para la crianza de los hijos o la limpieza y pienso que esto sólo refuerza su propia subordinación. Creo que uno de los aspectos que determinan esta diferencia en las capacidades domésticas es la atribución de roles por parte de la sociedad. Esta distinción de roles se aplica a los niños/as desde pequeños, ya que a ellos se les regalan balones, coches, armas…y a ellas muñecas, cocinitas, casitas… de forma que el juego ya va construyendo el futuro comportamiento en la vida cotidiana además de la diferente atribución en las tareas domésticas sean chicos o chicas (ellos normalmente sólo sacan la basura y se hacen la cama)
    Es importante que la parejas apuesten, desde ambas partes, por una división del trabajo doméstico más compartida para lograr que tanto el hombre y como la mujer puedan disfrutar del tiempo de ocio en igualdad.

    ResponElimina
  4. Este fragmento junto con los otros visto en clase el pasado Jueves, generó un bonito debate que pudo haber seguido por más tiempo ya que la gente, al menos en mi grupo opinamos bastante y muchas opiniones diferentes entre sí tanto en este texto como en los otros, todos tratando de la diferencia de género.

    Ahora bien, este fragmento trata sobre las diferencias de género en cuanto al ocio entre hombres y mujeres, ya que como ya se comentó en clase y han comentado mis compañeros, dichas diferencias de género se han ido reduciendo hasta nuestros días, pero aún así ya sabemos que hasta hoy en día siguen existiendo dichas diferencias, ya que a igualdad de condiciones laborales aún hay mujeres que cobran menos que los hombres desempeñando la misma función, esto es lo que dijo Pere en clase sobre las diferencias socio-económicas, ay que hoy en día, las parejas son más independientes, hoy en día nadie depende de nadie, está claro que en una pareja (digo yo), el dinero es de los dos, pero no hay ningún problema económico al vivir independientemente, por eso creo yo, hoy en día cada vez más hay más divorcios; ya que antes, en el seno de la familia se vivía del sustento del hombre y la mujer estaba la cargo de los niños y de las tareas del hogar, difícilmente una mujer podía dejar a su marido, por tanto la mujer no conocía ni siquiera el ocio ya que vivía por y para su familia.

    Hoy en día, creo que la mujer aún sigue teniendo menos tiempo para el ocio que al hombre, ya que a parte de sus horas laborales, al llegar a casa tiene sus horas domésticas, por tanto las mujeres tienen menos ocio que los hombres, en mi opinión, y con ello, menos práctica físico-deportiva de las mujeres, en general, que los hombres; por otro lado, actualmente, hay mas diversidad de ocio tanto para hombres como para mujeres, aunque creo que, aún hoy en día siguen habiendo diferencias entre hombres y mujeres, no sólo laboralmente, sino en nuestra cultura, en la sociedad, incluso en el deporte.

    ResponElimina
  5. Durant l’hora de pràctiques els textos que comentarem van ser prou discutits pels companys presents, ja que tots els companys no teniem els mateixos pensaments respecte als temes dels que estàvem parlant, a més jo crec que cadascú donà la seua opinió respecte a les experiències viscudes, en ves d’analitzar el passat i comparar-lo amb el present.

    Comentant el text diré que existeix una realitat verídica en quan a que els homes cobren més que les dones ja que està estadísticament comprovat. Per tant podrem relacionar-ho directament amb unes diferències en l’oci per als diferents sexes, on els homes disposen d’una major quantitat de salari per a disfrutar amb el seu temps d’oci.
    També segueix sent un tòpic que les dones a part de treballar tenen que realitzar les tasques domèstiques, com si es relacionaren totes aquestes tasques amb un deure per a elles, que durant molt de temps s’ha considerat així, però que avuí en día ja està canviant. També es dona la situació de que si no realitzà aquestes tasques la “mare” es puga contractar a una “dona de la neteja”, però sempre es relaciona aquestes tasques amb feines del sexe femení.
    Diré que actualment existeix més igualtat en els dos sexes, però encara hi ha una discriminación en quan a aspectes d’oci, feina, entreteniment,…
    M’agradaria reflexar un comentari del grup de pràctiques, on un company comentà que els dos sexes no estem en les mateixes condicions, ja que podem considerar que els homes son més còmodes que les dones, per exemple el simple fet de veure la roba per planxar als homes no els significa ningún tipus de problema perquè pensen que ja ho faran en un altre momento, mentre que les dones no poden vore tota eixa mantona, i per tant es posaran abans a planxar la roba pel simple fet de sentir-se millor.

    Per concluïr tot aquest comentari, és cert que durant molt de temps s’han relacionat les tarees domèstiques al sexe femení, però amb els temps que corren i durant poc de temps van canviantr aquests tòpics pel simple fet de què hi ha més igualtat en els dos sexes i també perque els pensaments no son els mateixos que fa 100 anys, així poc a poc es realitzaran les llavors domèstiques entre els dos sexes per igual.

    ResponElimina
  6. Querría introducir el comentario apuntando el dato referente a la fecha de publicación del artículo , 1993. Creo que hay que analizarlo teniendo en cuenta el contexto del momento.
    En mi opinión vivimos en un momento de cambio, en el que muchas de las premisas de las que se parten , ya no lo son.Parte de la idea de familia tradicional con estructuración patriarcal.Pero hay que considerar que las familias de este tipo son cada vez menos numerosas. Cada vez la gente es más independiente, se casa menos y de divorcia más, las familias monoparentales , desestructuradas, están a la orden del día.
    Por otra parte , se fundamenta en la idea de que es el hombre de la casa el que aporta los ingresos. En mi opinión es un error, ya que en los tiempos que corren , una casa sin dos sueldos es difícil que prospere.Además , las mujeres, al igual que los hombres, luchan por realizarse como personas y ya no se conforman con tener la cena preparada.
    Lo más probable es que todos los que participamos en el blog nos hemos criado en el ambiente tradicionalista, sexista, del que trata el artículo, y todos os daréis cuenta del cambio.
    Cierto que es que nos queda un gran trecho por recorrer hasta lograr abolir el lastre de la desigualdad, pero caminamos en la dirección adecuada.

    ResponElimina
  7. Creo que el papel que tiene la mujer en la sociedad está cambiando, como vemos en el texto antiguamente la mujer era la encargada de llevar a cabo todas y cada una de las faenas de la casa, sin embargo, este rol se está modificando , en las sociedades anteriores la mujer no solía trabajar fuera de casa , no tenía una independencia del marido y no disfrutaba de las posibilidades que el ocio le puede ofrecer.

    Pero como he dicho esto ha cambiado, este cambio puede venir producido por la concienciación por parte de la sociedad de que la mujer debe y tiene los mismos derechos y posibilidades que el hombre. Que la mujer se incorpore al mundo laboral hace que también una mujer pueda sustentar y ser la base económica de su familia y no depender tanto de su marido a la hora de llevar un sueldo a casa ofreciéndole así una gran independencia.

    Esta igualdad de sexos tan perseguida a lo largo de la historia, también se traslada al mundo del deporte y el ocio, por lo que hace a la tradición deportiva en nuestro país, el ocio deportivo siempre ha sido practicado por hombres, ya que parece ser que se consideraba que el trabajo que realizaban en las empresas, mercados, colegios... eran tan duros que el hombre debía conseguir evadirse de sus problemas laborales mediante la práctica y disfrute deportivo, sin embargo la mujer no tenía en tal medida ese acceso al mundo del ocio, ya que para muchos la labor que realizan en sus casas o empresas no estaba a la altura de lo que el hombre realiza.

    Antes era extraño o inédito ver a una mujer acudir a un gimnasio o bajar a caminar con otras mujeres por vías verdes, pero ahora la situación ha dado un vuelco total, en todos polideportivos existen más ofertas dirigidas a las mujeres que a los hombres, batuka, aeróbic, danzas de vientre, son algunas de las ofertas que las mujeres encuentran en los complejos deportivos. Parece ser que la sociedad de consumo se ha dado cuenta que el ocio de las mujeres también es muy importante explotarlo y que también puede dar una gran cantidad de ingresos.

    ResponElimina
  8. Tras realizar un debate en clase sobre 4 extractos del libro de Heargreaves, J.. (1993): ” Promesa y problemas en el ocio y los deportes femeninos” pasaré a hacer un breve resumen de lo que yo he interpretado y he entendido del primero de ellos.

    En el primer extracto nos dice que el esposo/padre es definido como la fuente principal de ingresos y que se ha ganado el derecho al ocio, mientras que para la esposa/madre tanto el dinero como el tiempo de ocio son una especie de “bono”. Pues bien, dicho esto debemos diferenciar entre los derechos laborales de la mujer y lo relacionado con el ocio. Es cierto que la mujer hoy día en lo laboral no está en condiciones de igualdad respecto al hombre, pero a la vista está (muchas mujeres que son la principal fuente de ingresos para sus casas) y por suerte que esto ha evolucionado bastante. Respecto al derecho al ocio de los hombres y los “bonos” de tiempo de ocio de las mujeres diré que ese tiempo de ocio está más delimitado para las mujeres no porque no sea un derecho sino porque ellas tienen más preocupaciones (cuidar de los hijos, hacer las tareas del hogar…etc.). Recordemos que el ocio según Dumazedier, es un conjunto de ocupaciones a las que el individuo puede entregarse por su voluntad, sea para descansar, para divertirse, para desarrollar su participación voluntaria, sus informaciones o cultura, después de haberse liberado de todas sus obligaciones profesionales, familiares o de cualquier otra clase. Todo ello se nos presenta de esta manera debida a la actitud machista de todos los tiempos y que como he dicho anteriormente, por suerte para las mujeres estamos progresando para conseguir la igualdad de tal forma que tanto los hombre como las mujeres tengan el mismo derecho para trabajar y para hacer las tareas domésticas, así todos estaríamos en igualdad para disfrutar de nuestro tiempo de ocio.
    Durante el debate de este extracto también han aparecido temas como la juventud-mujer en el deporte, en la que se ha llegado a la conclusión que la orientación en el deporte es la que hace que muchas jóvenes prioricen estar con los amigos, arreglarse..etc. Puesto que siempre se les han ofrecido los mismos deportes ( Fútbol, Balonmano...etc.), deportes que la visión tradicional hacen que no sean femeninos. Nosotros como futuros licenciados, en el ámbito de la recreación deberemos ver que deportes se pueden ofrecer en cada sector poblacional para que todos se sientan integrados.

    ResponElimina
  9. Este trozo de texto o parrafo nos da una visión muy específica de las familias de hoy día.

    Estoy en total acuerdo con lo que dice, ya que muchas familias, incluso algunas de las que yo conozcon utilizan este sistema de vida.

    El hombre o padre considerado como el que lleva el dinero a la casa, el que aporta todo y la madre abocada a un segundo lugar.

    La madre no es la fuente de ingresos principal, dedicada en muchos casos a ser ama de casa, y a veces llevar algún pequeño ingreso.

    Esto si tratamos de relacionarlo con el ocio, vemos claramente que el hombre por ser la principal fuente de ingresos, se merece el ocio,mientras que la mujer debido a que no aporta nada a la casa, hablando en terminos de ingresos el ocio será para ella un privilegio causal y exporadico.

    Así que creo que esto es una gran realidad de las familias españolas.

    ResponElimina
  10. Creo que el texto es una realidad global para todas las personas que vivimos en la actualidad.

    No cabe duda que el ideal de padre = fuente de ingresos y madre = ama de casa es el camino que la mayoría de las familias siguen.

    Lo importante es que con el paso del tiempo hemos modificado diferentes conductas consiguiendo que por lo menos las personas vean este ideal como transformado y también consiguiendo que el padre se incluya en las tareas del hogar.

    No nos olvidemos que muchas familias tienen hijos/as y si poco a poco conseguimos que la transformación se lleve a cabo seguramente en épocas futuras conseguiremos más progresos.

    También debemos ser conscientes de que debemos tener en cuenta de que si el padre y la madre trabajan es igua de duro y forzoso dichos trabajos por lo que, al llegar a casa despues de una jornada de trabajo se debe tener claro que las tareas del hogar son para ambos y no para la mujer.

    Igualmente creo que con lo que he explicado anteriormente se puede tener claro por donde va mi comentario.

    ResponElimina
  11. Este fragmento refleja claramente la desigualdad de género que hemos podido observar en nuestras vidas, familias así como en algunas series televisivas.
    Pero si echamos una vista hacia atrás, desde este texto hasta hoy en día hemos sido y estamos siendo protagonistas de un proceso de igualdad donde el ocio y tiempo libre de la mujer pasa a dejar de ser un "bono" tras las tareas domésticas y familiares.

    Pero si lo trasladamos al ámbito del deporte y actividad física, esto aún está a años luz, o al menos es lo que he podido vivenciar en mi infancia y juventud donde las niñas éramos relegadas a no practicar mucha actividad fisica o deporte e incluso en la propia asignatura. ¿la razón? Profesores tradicionalistas sobre todo en el colegio que estaban orientados al deporte masculino. Ya en el instituto la cosa cambió.

    En cuanto al ocio, se puede observar que hay diferencias en el ocio de la mujer y en el ocio del deporte donde la sociedad capitalista en la que vivimos permite a la mujer que su ocio esté relegado a un último plano dado que al llegar de trabajar, su tiempo libre es el de dedicarse a las tareas de hogar en su gran mayoría.

    Por ello, si existe una división igualitaria de las tareas domésticas y familiares, tanto hombre como mujer podran disfrutar en las mismas cantidades de su tiempo de ocio

    ResponElimina
  12. Yo estoy totalmente de acuerdo con el autor del texto, en cambio algunos de mis compañeros y compañeras son demasiado optimistas. Yo creo más bien, que estamos en el principio del camino para conseguir la igualdad entre sexos y no en el final, como se deja entrever en algunos comentarios.

    Por otro lado, creo que la mayoría de las mujeres se han lanzado a hacer ejercicio físico pero la gran mayoría no lo realiza porque es lo que realmente le gustan. Muy pocas mujeres realizan deportes que les hagan desarrollar su musculatura en base a estereotipos más cercanos al hombre. Muchas mujeres realizan ejercicio por encontrarse mejor físicamente, por estilizar su figura, por perder peso, etc. En definitiva, yo pienso que esos suelen ser los motivos que mueven a la MAYORÍA de las mujeres a la hora de hacer deporte. Al menos, me consuela saber que muchos hombres empiezan a hacer ejercicio físico para tener un mejor aspecto.

    Por lo menos, no sólo las mujeres lo hacen para satisfacer a esta sociedad machista sino que, ahora empiezan a hacerlo los hombres. Parece que esta no es la solución pero al menos no sólo son las mujeres las que han "caído en la trampa".

    Es verdad que las mujeres ahora deciden hacer ejercicio y que las mujeres lo practican mucho más que antes, eso está bien.. pero el problema ahora radica en el por qué y el para qué ellas lo realizan.

    También pienso que no todas las mujeres de edad más avanzada (nuestras madres por ejemplo) hagan ejercicio, y no porque no les apetezca sino porque creo que en algunos lugares y para algunas familias todavía no está bien visto. Es una pena pero es una realidad y como tal, la debemos hacer frente.

    Raúl Martínez Sánchez

    ResponElimina
  13. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  14. Me parece que el extracto del texto de Heargreaves, J., acierta en buena medida con la dinámica actual de las familias españolas, aunque creo que debería matizarse.
    En primer lugar, cabría decir que dependiendo del prisma con que se mire, esta situación podría tacharse de machista, ya que parece que el ocio y el deporte estarían vetados para las mujeres, ya que es solo el hombre es quien merece su uso y disfrute después de una dura jornada de trabajo. Con esta teoría no estoy de acuerdo, ya que la mujer en lo que a derechos se refiere, es este caso sociales, ha avanzado y mucho, es por ello que en la actualidad si quieren pueden sacar tiempo para emplearlo en aquella actividad ociosa (deportiva o no) que más les agrade. Esto en lo referente a mujeres que no trabajan en lugar distinto del hogar, que por cierto lleva bastante faena, sobre todo si se tienen hijos.
    En segundo lugar tendríamos, aquellos matrimonios y parejas que comparten tanto tareas del hogar como trabajo fuera de casa para contribuir en lo económico. En estos casos, si el hombre o la mujer no se desentienden de sus parcelas de responsabilidad, ambos tienen la misma facilidad o dificultad para acceder al tiempo de ocio.
    Tanto una situación como otra deberían analizarse más en profundidad, pero bien es cierto que todavía existe en el seno de la sociedad española cierta actitud “machista” que coarta en no pocas familias (sobre todo las que tienen un nivel cultural más bajo) la libertad de las mujeres, a la hora de ejercer su derecho al esparcimiento. No obstante no es menos cierto, que un grupo nutrido de féminas se hacen cómodas ante este tipo de mentalidades, sumándose y desentendiéndose totalmente de desarrollar su vida laboral, descargando sobre el marido la referida responsabilidad económica, lo cual no es solo peligroso para lo comentado en este texto, sino también ante posibles y futuras separaciones, donde esta dependencia económica se vuelve más traumática.
    Para finalizar, diré que creo que por desgracia en términos generales la cultura de la que procedemos y que a la postre marca de forma importante nuestra forma de actuar, tanto por parte del hombre como de la mujer (a veces tomar el cafetito y charrar del sálvame, sobra como actividad de ocio y deporte después de recoger a los niños del colegio), hace que la mujer tenga menores posibilidades de acceder en igualdad de condiciones al ocio y el deporte.

    ResponElimina
  15. Estoy de acuerdo en muchos de los aspectos comentados y desarollados por mis compañeros, ya que he observado que hay algunos que han tratado el tema con profundidad bien por que se sentían en el deber de hacerlo o bien, por querer sacar a la luz un tema tan importante.
    El papel que tiene la mujer en la sociedad esta cambiando, ya que en el pasado o mejor dicho hace unos años, era la encargada de llevar a cabo las tareas domésticas, y hoy en dia ese rol este variando, ya que las mujeres actualmente no se dedican solamente a tener una dependencia directa de su marido, a no poder trabajar fuera de casa o a disfrutar del ocio.
    Afortunadamente esto esta cambiando ya que desde mi punto de vista, la mujer tiene los mismos derechos que el hombre de disfrutar tanto de la vida, como del ocio en cuestión que estamos tratando desde que vinieron al mundo.
    Un logro importante en la sociedad es la incorporación de la mujer en el mundo laboral. La idea de poder trabajar o vivir sola, y salir adelante ella sola, con un sueldo, con unas formas de ocio independientes, ha hecho cambiar de pensamiento, y cambiar el concepto de la mujer en casa y el hombre trabajando.

    Es un logro conseguido actualmente, pero que desde mi punto de vista aún faltaría incidir un poco más en el tema, ya que por mucho que se este igualando jamás o en un próximo futuro (quizás lejano) nunca verán a las mujeres como los hombres en muchos aspectos de la vida, en los del trabajo, ocio, labores de casa, etc..
    Desde el mundo del ocio y deporte, también se ven reflejados estos aspectos, ya que la tradición deportiva de nuestro país siempre ha sido practicado por hombres, ya que como el hombre era el que trabajaba en trabajos duros, creían que solo estos debían evadirse de sus frustaciones de el trabajo con la práctica deportiva y que la mujer no era lo mismo, ya que tenia mucho más prohibido o mucho menos visto la practica del ocio ya que consideraban que la mujer no realizaba un trabajo de esfuerzo y de exceso cansancio.

    Hoy en día podemos ver que las mujeres van apúntandose al gimnasio, que juegan al padel, que se apuntan a clases de spinning, natación, pilates, baile, yoga, antes todo esto era imposible. No es la misma participación de mujeres hoy en dia que en hombres, pero esta poco a poco igualandose la practica del ocio de ambos.
    La sociedad se ha dado cuenta que también es oportuno que las mujeres deben o quieren practicar deporte o cualquier tipo de ocio y que también es una fuente de ingresos, ya que hoy en día como todos sabemos el aspecto físico es muy importante, y que todas quieren ser como otras, o quieren adelgazar o se operan, etc… No voy adentrarme en este tema, para no desviarme del que estamos, pero que también seria importante analizarlo.

    ResponElimina